Clic Para Compartir

La deuda histórica con la mujer

En la sección Mujeres3 por admin el 1 Abril 2010 a las 1:00 pm

El Día Internacional de los Derechos de la Mujer que se conmemoró ayer, es una fecha que como ocurre con el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, en lugar de movernos a la reflexión de manera autocrítica nos conduce al halago fácil y descontextualizado.
Paradójicamente, esta falta de análisis sobre la situación de la mujer mexicana, es la prueba palpable de que a las autoridades no les interesa revertir las circunstancias desfavorables en las que se desempeñan millones de personas del sexo femenino, a pesar de que en el discurso pareciera todo lo contrario.
¿Y que vamos a festejar los mexicanos y mexicanas sobre todo, si los derechos fundamentales de la mujer siguen siendo vulnerados, la violencia intrafamiliar afecta a tres de cada cinco mujeres, el 67 por ciento de las mujeres mayores de 15 años han sufrido violencia y la discriminación laboral y política contra ellas alcanza porcentajes muy altos?
Lo más lamentable es que en algunos casos, son las mismas mujeres quienes contribuyen a vulnerar los derechos de sus congéneres, persiguiendo posicionamientos políticos que en el fondo, sólo construyen un muro de indiferencia hacia los problemas de las mujeres.
Tres casos ejemplifican esta aseveración: las 504 muertas de Ciudad Juárez cuyos asesinatos han quedado en el olvido de las autoridades, producto del odio y la misoginia; la Ley Antiaborto en vigor en 18 entidades del país, que criminaliza a las mujeres y el sonado asunto de las diputadas que dejaron sus curules a los suplentes hombres.
En los primeros 10 años del presente siglo, de acuerdo con expertas y organismos no gubernamentales, el sexo femenino enfrenta tres amenazas actualmente: la discriminación, la pobreza y la violencia. El país, agregan, está en deuda con las mexicanas.
Un diagnóstico de la Cámara de Diputados muestra un alto grado de desigualdad en la esfera política: menos de 30 por ciento de las curules son ocupadas por mujeres y ¡cómo no, si dejan su lugar a los diputados varones! En el gabinete federal sólo hay dos secretarias de Estado de un total de 19; en la Corte, dos ministras de 11 y en las 32 entidades únicamente hay dos gobernadoras.
Organizaciones no guberna-mentales señalan que las mujeres son cada día más vulnerables frente al ejercicio de sus garantías para decidir sobre su cuerpo; se ha incrementado la percepción de discriminación por cuestión de género y la cultura del crimen organizado está provocando que la violencia contra la mujer se naturalice.
Otra forma de ataque que en este momento califican como grave, no sólo por la alta incidencia sino por las secuelas que a futuro se generan, es la que se presenta en el noviazgo y ahí, el reto que tenemos es el de evitar su normalización.
Vivimos en un país donde la cultura machista que prevalece en todas las esferas de la convivencia social, política y económica excluye a las mujeres, que sin embargo son objeto de grandes homenajes en días como el de ayer. El problema fundamental es que los discursos no se traducen en cambios tangibles que beneficien a millones de mexicanas.
Desde la llegada al poder de la derecha y la ultra derecha hace 10 años, las ideas y principios religiosos prevalecen por encima del conocimiento y del avance científico, lo que conlleva a emitir juicios basados en dogmas de fe que afectan gravemente a la mujer, al traducirse en leyes retrógradas como la Ley Antiaborto
Si en realidad queremos festejar a las mujeres, primero deberemos aceptar que la sociedad tiene una enorme deuda histórica con ellas, comenzar a construir los cimientos para un cambio cultural que no sólo no las excluya del desarrollo del país, sino que las coloque en un sitio privilegiado para aprovechar su sensibilidad, talento y preparación profesional

Jorge Cruz Escalante

Tags:

Deja un comentario

Powered by WP Hashcash