Clic Para Compartir

Necesariamente Incómoda; El sargazo pone en riesgo la economía nacional

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA por el 30 mayo 2019 a las 6:04 am

Graciela Machuca Martínez

**“Una caída importante en la recaudación del impuesto al hospedaje de Quintana Roo provocará déficits financieros mayores a los proyectados originalmente”

**“El primer paso, es limpiar de sargazo las costas del estado y, posteriormente, intensificar la promoción turística” Carlos Joaquín.

**“Invasión de sargazo en el Caribe implica riesgo por cambio climático para el turismo e ingresos”

**“para mitigar el impacto de este fenómeno, se puede anticipar un mayor deterioro en la generación de ingresos a partir del turismo”.

Sí alguien en la administración pública omite ver hacia las playas de Quintana Roo, se tapa la nariz para no percibir el olor  podrido, o se cubre  los oídos para no escuchar el llamado de auxilio de la actividad turística, es que no tiene idea de que la presencia del sargazo en las playas de la entidad, no solo pone en riesgo la afluencia de visitantes y su impacto negativo  en las finanzas públicas y en la inversión privada.

Para quienes han optado por el silencio y la pasividad o pensaron que con algunas acciones mediáticas se sale del paso ante este asunto, una de las calificadoras financieras más importantes del mundo y que desde luego tiene como clientes a las principales cadenas hoteleras instaladas en Quintan Roo, ya les hizo el trabajo de análisis y prospectiva en las finanzas públicas.

El miércoles 29 de mayo, los principales medios de comunicación del país y otros especializados en finanzas y economía reprodujeron un informe de la calificadora Moody ´s, en el cual sostiene que la invasión del sargazo en la costa mexicana del Caribe, amenaza las finanzas públicas de Quintan Roo, entidad “que es altamente dependiente del turismo”. 

Este análisis prospectivo también toma en cuenta que al reducirse la captación de impuestos al turismo como consecuencia de la disminución de la afluencia turística, también tendrán efectos en la economía nacional, debido a que los impuestos federales disminuirán, así como la generación de empleos, compras a proveedores y prestación de servicios en general.

“Una caída importante en la recaudación del impuesto al hospedaje de Quintana Roo provocará déficits financieros mayores a los proyectados originalmente”, sostiene Moody´s.

La misma calificadora argumenta  que “la invasión de esta alga en las costas de la entidad ha comenzado a desalentar al turismo, lo que inevitablemente impactará en el ingreso de las empresas ligadas al sector, y en su capacidad para responder a sus obligaciones tributarias”.

El documento de referencia lleva por título “Invasión de sargazo en el Caribe implica riesgo por cambio climático para el turismo e ingresos”.

Entre las agravantes, menciona la falta de un plan concreto del gobierno federal “para mitigar el impacto de este fenómeno, se puede anticipar un mayor deterioro en la generación de ingresos a partir del turismo”.

La calificadora cuestiona que el gobierno federal no haya  dado detalles sobre las medidas específicas que tomará más allá de la declaración que se apoyará en la Secretaría de Marina para erradicar el sargazo, y tampoco ha definido el presupuesto que destinará para enfrentar esta emergencia.

Los analistas de esta agencia documentaron que a nivel local ya es evidente la caída en las tasas de ocupación hotelera, así como los ingresos del impuesto al hospedaje del estado de Quintana Roo. Sostienen que, para enfrentar la emergencia del sargazo, el gobierno local tendrá que liberar recursos para enfrentarlo, lo que debilitará su posición de liquidez.

“Una caída en las tasas de ocupación generará una disminución en la recaudación del impuesto al hospedaje para Quintana Roo, cuya economía depende fuertemente del turismo. Quintana Roo genera alrededor de 24% de su PIB del turismo y el impuesto al hospedaje ha generado, en promedio, 42% de la recaudación de impuestos totales del estado del 2013 al 2017”, explica la calificadora.

La percepción anímica y emocional que podemos tener en Quintana Roo, quienes hemos visto las playas repletas de sargazo,  dista mucho de la mirada fría y prospectiva de los expertos, quienes aseguran que la cancelación de reservaciones descenderá la recaudación del impuesto al hospedaje a 36.7% de la recaudación total de impuestos del estado.

Por ello, advierten que “El efecto del sargazo en la recaudación del impuesto al hospedaje, por ende, en los ingresos totales, así como en el gasto del estado para el combate del sargazo, generará mayores déficits financieros, equivalentes a -3.7% de los ingresos totales de Quintana Roo, cifra que se encuentra por encima de la proyección inicial de -2.5% del 2019. Como resultado, la liquidez del estado también mostrará un deterioro a partir de su indicador de efectivo a pasivo circulante, que se ubicó en 0.17 veces en el 2017”.

La calificadora, al evaluar el impacto en las finanzas estatales, proyectó tres escenarios: el primero asume los ingresos y gastos de Quintana Roo sin el fenómeno del sargazo (déficit de 2.5%); el segundo contempla el ingreso del estado con una cancelación en las reservaciones de 20% (déficit de 3.7%), y el tercero considera los de la entidad después de una cancelación en las reservaciones de 20%, más 1,000 millones de pesos en gastos adicionales relativos a la contención del sargazo (déficit de 6.9 por ciento).

Es decir, en el segundo y tercero escenarios, aumentarían los requerimientos financieros y disminuiría la liquidez de la entidad de Quintana Roo.

Quizás con la siguiente conclusión, la calificadora no se diferencia  mucho de lo que sin ser expertos en la materia, ya hemos sugerido: “una acción coordinada de los gobierno federal, estatal y municipal para responder al sargazo y, en particular, para proteger la industria turística”.

Además, recordaron un dato que impactó negativamente a la economía de Quintana Roo, que las tarifas por habitación, fueron ajustadas a la baja después de que Estados Unidos emitió alerta de viaje desde septiembre del 2017, y aún no se han recuperado en su totalidad, incluso después de que Estados Unidos las retirara en el 2018.

“México deberá intensificar sus esfuerzos para proteger la industria turística ante la alta probabilidad que tiene la proliferación del sargazo como un fenómeno recurrente”, se lee en el documento.

Para mostrar que el asunto es para no dejar dormir a los responsables de la captación de contribuciones y de que las inversiones privadas prospere, el estudio menciona que 34% de las habitaciones de Playa Resorts y 53% de la utilidad antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de los centros turísticos proviene del estado de Quintana Roo, por lo que el efecto del sargazo será más significativo”.

Acciones gubernamentales de combate al sargazo.

Durante una reunión de trabajo llevada a cabo el 29 de mayo en Playa del Carmen, Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín González, anunció que la Secretaría de Marina construirá cuatro barcazas para recolectar el alga marina.

 Los navíos tipo catamarán, previstos para una mayor capacidad de carga, tendrán un costo de 15 millones de pesos cada uno, y contarán con una grúa para depositar la macroalga de manera directa en otra embarcación e inclusive en un vehículo.

En seis meses, estará terminada la primera barcaza, la obra e inversión están a cargo de la Secretaría de Marina.

Esta reunión se dio a unos días de que autoridades federales y estatales conocieran los resultados del estudio de Moody´s.

Se trató de un encuentro en el que asistieron autoridades federales, estatales, municipales, empresarios, hoteleros y representantes de la sociedad. El objetivo fue revisar el Programa Integrado de Atención al Arribo de Sargazo y se plantearon acciones inmediatas de mediano y largo plazo, los protocolos y lineamientos de manejo del sargazo, el financiamiento para limpieza playas, los accesos a las playas para sacar el sargazo y los sitios de disposición final de sargazo.

El gobernador detalló que: “El primer paso, es limpiar de sargazo las costas del estado y, posteriormente, intensificar la promoción turística”.

El Gobierno del Estado tendrá la responsabilidad de habilitar sitios de composteo o disposición de acuerdo con los lineamientos que dicte la SEMARNAT. El alga deberá ser retirada 48 horas después de su recale, para evitar su descomposición.

Por parte del gobierno federal participaron el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Francisco Alfonso Durazo Montaño y el secretario de Marina, José Rafael Ojeda. 

Las investigaciones de Moody´s concluyeron que el sargazo es un alga marrón del Atlántico Norte, que ahora abunda en el Caribe y el golfo de México.

Se extiende con el viento y las corrientes. Recientemente se han registrado cantidades inusualmente altas que los investigadores en general atribuyen al cambio climático y a la contaminación del mar, en numerosas áreas de todo el mundo, incluidas África, Estados Unidos y actualmente en las playas del Caribe mexicano.

El alga se pudre rápidamente cuando alcanza las orillas, produciendo un mal olor que aleja a las personas que van a la playa. La gran acumulación en el mar también amenaza al famoso arrecife de coral del Caribe mexicano e impide a las tortugas marinas anidar en las playas.

Deja un comentario