Clic Para Compartir

Necesariamente Incomoda….Avances lentos en la igualdad de género en Quintana Roo

En la sección Mujeres por el 20 enero 2019 a las 6:07 pm

 

Graciela Machuca Martínez—–

De acuerdo al análisis del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y de ONU Mujeres, Quintana Roo se encuentra entre los trece estados de la República que registran un avance lento en cuanto a la implementación de programas para la igualdad entre hombres y mujeres.
Consultado en la plataforma México rumbo a la igualdad, el análisis basa las pesquisas en temas como la revisión de instrumentos normativos, de política pública, presupuestos y rendición de cuentas en los 32 entidades federativas con corte a agosto de 2018.

Los otros 12 estados con avances lentos en dicha implementación de indicadores para la igualdad son: Baja California, Guerrero, Oaxaca, Estado de México, Veracruz, Tamaulipas, Aguascalientes, Querétaro, Morelos, Chiapas. Tabasco y Campeche. Ante los avances lentos las instituciones hacen recomendaciones al Estado de Quintana Roo para que consideren definir instrumentos de la política estatal en materia de igualdad entre hombres y mujeres al registrar nula respuesta de acciones en el programa de igualdad.

Otras líneas de trabajo para ser atendidas es elaborar el Programa Estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, alineándolo a los marcos normativos nacional y estatal, esto ante la falta de homologación de estos. En ese mismo tenor, se sugiere publicar en medios oficiales con la finalidad de ponerlo a disposición del publico, ello de acuerdo a la Ley Federal de Transparencia e información pública gubernamental, de acuerdo al articulo 6º Constitucional.

Estos son algunos de los resultados encontrados y que reflejan en mucho la perspectiva del estado en el tema que le ha permitido al movimiento feminista continuar su férrea lucha por la igualdad y que hoy están a todas luces los pocos avances: Respecto al decreto de presupuesto que elabora el gobierno de Quintana Roo, este debe incorporar información sobre las prioridades del gasto para el ejercicio fiscal. El presupuesto de la entidad, se debería impulsar con principios como la exhaustividad de la información que se publica , con el propósito de reflejar la asignación del gasto para la igualdad
En los indicadores que son el parámetro para medir el avance de la igualdad de género, se toma en cuenta los marcos normativos, que permite conocer si la entidad federativa cuenta con leyes e instrumentos de planeación que doten a su gobierno de mecanismos de política que permita avanzar hacía la igualdad entre mujeres y hombres. En cuanto a la Constitución en Quintana Roo, este indicador está al 100% al incluir en la constitución el reconocimiento de los derechos humanos tanto federales como internacionales, además de reconocer su obligación , y promoverlo, respetarlos, protegerlos, y garantizar su cumplimiento, y reconoce que en la constitución reconoce la igualdad entre mujeres y hombres ante la ley.

En lo que respecta a la Ley para la igualdad entre mujeres y hombres, Quintana Roo cumple con la misma, no así en la Ley de Planeación, que esta en cero. Es decir, el principio de igualdad no esta incorporado a dicha ley, ni lo garantiza, y tampoco establece que la perspectiva de género sea transversal. Aunque en el Plan Estatal de Desarrollo tiene respuestas alegres… pues esta al 100% al asegurar que incluye la perspectiva de género en su eje transversal, en el análisis minucioso del Programa para la igualdad que define líneas de acción y contempla un programa de igualdad de género mismo que permite conocer la existencia y calidad de los programas y su congruencia con los marcos normativos.

El Gobierno en Quintana Roo, no cuenta con un Programa de Igualdad, que por lo mismo no se encuentra publicado en transparencia, y que viola el artículo 6º constitucional, menos que este actualizado, ni que tenga dato desagregados y que no es medible porque simplemente no existe.
Por otro lado, no puede hacerse referencia del programa para la igualdad para mujeres y hombres porque de acuerdo al análisis no existe y por lo tanto, no puede referirse a la alineación, ni que refiera la aplicación de los acuerdos internacionales, y que haga referencia a las recomendaciones generales del comité de la CEDAW a México en los años 2006/2012
En la congruencia con marco programático nacional y estatal, Quintana Roo tiene cero respuesta, es decir, no hay referencia entre el Programa Estatal para la Igualdad entre mujeres y hombres y el PROIGUALDAD, menos que realice un cruce de sus objetivos y este haga referencia con el Plan Nacional y Estatal de Desarrollo y otros programas sectoriales.

En cuanto al presupuesto público para transversalizar la perspectiva de género, que permite conocer si la información contenida en los decretos presupuestos y sus anexos se presentan con suficiencia exhaustividad para poder integrar la perspectiva de género con base en practica internacional y los marcos nacionales, la respuesta del Estado es positiva en dos de las tres preguntas de los recursos públicos, es decir, refiere que es posible identificar los recursos federales y estatales dentro de la ley de ingresos de cuando se ejerce; y lo mismo identifica el origen de los recursos estatales y federales dentro del decreto de presupuesto, no así la procedencia de los recursos que financian programas específicos.
Aunque los indicadores refieren la desagregación de la información presupuestal por distintas clasificaciones, el Estado tiene nula respuesta en la combinación de las clasificaciones del gasto y en los indicadores que refieren la existencia de la vinculación de programas que permitan identificar el ejercicio fiscal.

En presupuestos públicos: para incorporar la perspectiva de género, en la narrativa sobre igualdad entre mujeres y hombres, de las tres preguntas, una es positiva y dos negativas, la respuesta positiva refiere a que dentro del decreto de presupuesto, asegura que existe un articulo o capitulo que haga referencia a obligaciones presupuestarias en materia de igualdad de género, las negativas refieren a que no es posible ubicar información sobre las prioridades del gasto para el ejercicio fiscal. Así, tiene nula respuesta en el gasto etiquetado y existencia de un anexo de género que acompañe el decreto. Lo mismo en la exhaustividad de la información del anexo transversal, y la falta de existencia de indicadores de género vinculado con programas.

En cuenta pública, como condiciones para transversalizar la perspectiva de género, en el origen de los recursos y existencia de indicadores el Estado respondió positivamente en estos dos rubros, no así en desagregación de la información presupuestaria por distintas clasificaciones donde respondió 50% positivo y 50 negativo, es decir, en la Cuenta Pública o en algunos de su documentos es posible identificar el gasto de acuerdo a su clasificación administrativa, económica, y funcional-programática. Pero no es posible que la clasificación programática dentro de la Cuenta Publica pueda identificar una lista detallada de programas y proyectos de inversión, o en la Cuenta Publica, como ver el gasto de acuerdo a su monto aprobado, adecuaciones presupuestales o subejercicios por ramo y/o subejercicios por programa.

En este rubro, de combinaciones de distintas clasificaciones del gasto, de 4 preguntas, solo una se respondió positiva, al referirse a la cuenta publica o algunas de sus documentos puede identificar y una tabla que combinen la clasificación administrativa con la funcional-programática. Las tres restantes no tienes respuestas, es decir, se desconoce si en la cuenta publica es posible identificar una tabla que combine con la clasificación económica con un desglose programático o con todas las clasificaciones. No obstantes el Estado respondió positivamente en la existencia de indicadores vinculados con programas.

En la cuenta pública para la incorporación de la perspectiva de genero, la respuesta de 14 preguntas fue del 50% positiva y 50% negativa, sobre la narrativa de igualdad entre mujeres y hombres como prioridad del gasto público; Gasto etiquetado y existencia de un anexo de género que acompañe el decreto; exhaustividad de la información del anexo transversal y existencia de indicadores vinculados con programas.
En una vida libre de violencia pata las mujeres y las niñas, en el tema que permite conocer si la entidad cuenta con leyes e instrumentos que doten a su gobierno de mecanismos que permita avanzar en la vía a una vida libre de violencia para las mujeres y niñas, respecto a la Ley de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencia 6 de las 9 preguntas fueron positivas, respecto al código civil de las 11 preguntas 6 fueron positivas y 5 negativas. En cuanto al código penal de las 11 preguntas 7 fueron negativas y 4 positivas.

En los Centros para el Desarrollo de las Mujeres (CEDM) que permite conocer si la entidad cuenta con estos Centros que contribuyan a su gobierno en el desarrollo integral de las mujeres a partir de la detección de intereses y necesidades especificas en el tema de operación de los CEDM, 3 de cinco preguntas fueron positivas, en la participación social fue del 100% la respuesta, donde se promueve la participación social mediante la contraloría social.

Este avance rumbo a la igualdad en Quintana Roo, permite observar las fallas, o la falsedad de información, u la omisión. Desde nuestro análisis, es posible detectar un serio análisis que puede abonar a sumar, o reconocer el doble discurso patriarcal en una entidad que donde mas avance muestra en el rubro de la violencia contra las mujeres, pero donde el código penal, es omiso en su ejecución.

Deja un comentario