Clic Para Compartir

Necesariamente Incomoda: Martínez Arcila y Pereyra Escudero, dos diputados de cuidado

En la sección Política por el 27 octubre 2018 a las 7:31 pm

Graciela Machuca Martinez—-

 

La ciudadanía quintanarroense ya empezó con la cuenta regresiva rumbo al término de la XV Legislatura local, cuyos integrantes solo han legislado en beneficio de grupos de poder político y económico que han hecho de Quintana Roo una mina de oro, sin importarles los daños al medio ambiente, las violaciones a los derechos humanos y el monoscabo de la economía de la mayoría de las personas contribuyentes de la entidad.

En esta legislatura hay dos diputados que se han caracterizado por su ambición desmedida, lo que los ha llevado a legislar en contra de los intereses del pueblo, al que dicen defender. Estos diputados son Eduardo Martínez Arcila y Juan Carlos Pereyra Escudero.

El segundo es conocido por su militancia de 14 años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), organismo político del cual huyó cuando se percató de que el barco se hundía, a pesar de que el ex gobernador Roberto Borge lo benefició con una diputación plurinominal, la cual ahora usufructúa como diputado independiente.

Luego de que Borge lo incluyó en la lista de candidatos plurinominales del PRI para las elecciones del cinco de junio de 2016, Pereyra Escudero se declaró independiente para ofrecer sus servicios al nuevo gobernador Carlos Joaquín González, con quien inició su carrera política.

Otro de los beneficios que obtuvo de parte del gobierno Borgista fue la notaría número 93 para su hermano Jorge Julián Pereyra Escudero, con quien operó la invasión a las casas en obra negra y terrenos baldíos del Fraccionamiento In House, cuando se desempeñó como secretario del Ayuntamiento de Solidaridad (2013-2015), de dónde traficó con información privilegiada a la cual tuvo acceso como servidor público, ya que sabía que la empresa inmobiliaria estaba en quiebra. En ese mismo periodo de la administración municipal su mamá se desempeñó como séptima regidora.

En el periodo municipal 2005-2008 fue el secretario privado del entonces presidente municipal Carlos Joaquín González; 2008-2011 tuvo el cargo de regidor primero; entre 2011 y 2013 fue diputado local en la XIII Legislatura.
Ya siendo diputado independiente, en 2018 es nombrado coordinador en Quintana Roo del frente que integraron los partidos políticos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, sin embargo, los resultados de su trabajo fueron negativos para el candidato presidencial Ricardo Anaya, pues la votación le fue adversa a pesar de la multimillonaria inversión destinada para esta entidad.

Una de las acusaciones en contra de Pereyra Escudero que impactaron en contra de la candidatura presidencial del panista Anaya, fue la relacionada a un presunto despojo de un predio en Playa del Carmen, en agravio de los indígenas mayas Damián Canché Pool, de 82 años y de María Luisa Loria Cano de 78 años de edad.
Con argucias legaloides, el coordinador de la campaña de Ricardo Anaya en Quintana Roo, apareció como propietario del referido predio que los ancianos referidos tienen en propiedad desde el año de 1972.

Para el mes de octubre de 2014, la agencia de noticias APRO difundió que siendo secretario municipal del Ayuntamiento de Solidaridad, las autoridades le otorgaron a dos de sus familiares el permiso para explotar frentes de playa en ese municipio, a pesar de que la Ley Federal de Bienes Nacionales prohíbe el otorgamiento de concesiones a servidores públicos o familiares.

La referida agencia de noticias dio a conocer que la dirección municipal de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), otorgó constancias de “Congruencia de uso de suelo” a ocho predios localizados frente a Playacar, a favor de Federico Alberto García, casado con Ana Laura Pereyra Escudero, y María Antonieta Godoy, pareja de Jorge Pereyra Escudero.
Ahora, este personaje de la política quintanarroense vuelve a estar en el ojo de huracán porque en el mes de mayo pasado, el Congreso local aprobó una ley que va en contra de los derechos humanos y en particular al derecho de disfrutar de una vivienda digna, la cual, junto con otros ordenamientos legales fue publicado en el Periódico Oficial del Estado el día 16 de agosto y que al día siguiente entró en vigor.

Otro de los diputados de cuidado en Quintana Roo es el panista Eduardo Martínez Arcila, quien siendo presidente del Congreso se ha caracterizado por la falta de transparencia en el ejercicio del presupuesto legislativo, además de avalar leyes que van en contra de los derechos humanos de la población quintanarroense, violentando el principio de no regresividad.(comentario aparte requiere este personaje)
Las acciones de Martínez Arcila, en el Congreso de Quintana Roo, también impactaron en el ánimo del electorado del pasado primero de julio en perjuicio de Ricardo Anaya, pues los señalamientos de opacidad en la aplicación del presupuesto afectaron la imagen del Partido Acción Nacional.

Deja un comentario