Clic Para Compartir

CONGRUENCIA

En la sección Actualidad por el 15 septiembre 2018 a las 9:34 am

Dr Eduardo Ariel Herrera Ávila

Aferrarse a una idea y defenderla hasta morir puede ser peligroso, porque la
muerte puede llegar de muchas formas y los mártires ya pasaron de moda en
nuestro país; ahora se les acusa de miles de cosas y se denigra su lucha con
bastante facilidad. Sin embargo, hoy debemos defender el derecho a externar
nuestra opinión.
Hace unos días leía con bastante asombro como varios de los que
defendían al mesías que nos presentaba MORENA (en las pasadas elecciones
presidenciales) y externaban su apoyo a la “línea” que había surgido desde “la
cúpula” del poder que existe en El Congreso de la Unión, para dar vía libre al
senador por Chiapas para regresar a ocupar la Gubernatura que había dejado
para contender por la senaduría… es decir, poder terminar su periodo, imponer a
su delfín y regresar al congreso a devolver el favor…. Me causaba asombro,
porque en declaraciones pasadas, el líder de MORENA había externado que la
moralidad sería lo que dirigiría su gestión, por sobre lo que era legal; mencionó en
algún momento, cuando a él lo “persiguieron” e intentaron “destruirlo”, que habían
cosas que eran legales pero inmorales y que él no actuaría de esa misma
manera… de igual forma fue duro crítico de Peña Nieto cuando no quería dar
declaraciones sobre lo que habían realizado los senadores y diputados priistas
para apoyar el “régimen” que se había instaurado en nuestro país y, ahora,
cuando a él le pregunta por el cambio tan radical de la fracción de senadores que
le negaron el permiso (en un primer momento al flamante senador por Chiapas) y
después salieron a declarar que estaba en su derecho legal (pero inmoral, desde
donde se quiera ver) solamente atinó a decir a pregunta expresa de una periodista
“Ahorita no corazón”, actuando como tanto había criticado. Definitivamente,
escupir al cielo y que te caiga, no pudo ser mejor utilizado en ese momento.
Que quede claro, mi intención no es convertirme en un boot para el actual
gobierno, mucho menos soy un seguidor chairo que no tiene voluntad y solamente
apoya al que considera que es la mejor opción, aun cuando la oposición tiene

mejores propuestas… ¡PARA NADA!, pero si quiero dejar en claro que si
queremos generar cambios verdaderos será necesario comenzar a hacer
modificaciones con nuestra actitud y ser más objetivos en lo que realizamos y en
lo que queremos alcanzar. Aplaudo ( y lo hago de pie) al gabinete que propuso el
presidente electo, desapruebo (también puesto de pie y levantando la voz) que se
quiera derogar la reforma educativa y lo hago con la voz que me dio el haber sido
“bajado” dos veces de una lista de prelación para la asignación de plazas
solamente porque se quería ayudar a familiares de quienes ostentaban el poder y
no importaba el esfuerzo que se pusiera sino el dinero que pudieran tener algunos
para acceder a esos espacios; Hablo con la voz que me dio el poder observar
como muchas personas han logrado cambiar su estatus de vida con su esfuerzo y
dedicación, personas que no tienen apellidos rimbombantes y que ya no tienen
que sufrir las vejaciones de entregar su dinero, su cuerpo o algo similar para poder
ver cristalizado su sueño de ser parte del proceso educativo de nuestros
pequeños… hablo con la voz que me da el haber sacrificado momentos de
diversión con el afán de prepararme y encontrar mejores posibilidades laborales y
sociales sin tener que obtenerlas por lamerle las botas a quienes creen que
pueden pisotear a quienes los eligieron. Realmente deseo que exista un cambio
en las formas de gobernar, en las formas de tomar decisiones y aplaudo que se
tome en cuenta a gente capaz para estar en los puestos que serán determinantes
para lograr las propuestas hechas, pero también exijo que los avances que ya se
tuvieron (en cuanto a lo administrativo) en el rublo de la educación, no se tiren por
la borda por el simple hecho de haberse realizado por la que ahora es la
oposición. Congruencia, es lo que espero del actual gobierno y su líder moral y
factico.
Para despedirme, no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer a
quienes han celebrado conmigo un onomástico más, pero sobre todo a mi Poder
Superior, Al Gran Arquitecto del Universo, al Eterno Creador, Al Padre Celestial o
como ustedes lo quieran nombrar, por haberme dado la dicha de haber celebrado
un aniversario mas de vida de mi esposa Yuriko, de mi hijo Edson y poder haber
vivido el primer aniversario de mi hija Yuuki, ¡LOS AMO!… gracias por tan bellos

regalos para estas mis primaveras en la tierra… Gracias Por Tanto… y a ustedes,
mis amables lectores, por seguir conmigo y hacer que todo valga la pena.

Deja un comentario