Clic Para Compartir

Política, Políticas & Derechos Humanos

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 16 julio 2018 a las 10:51 am

Víctor Ruiz Arrazola*

Agenda de los Derechos Humanos en México

Aún no se ha terminado de delinear cual será la agenda del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia de Derechos Humanos, tanto por la complejidad de los problemas, como porque si en verdad se quiere tener éxito estructural deben diseñar toda la política pública con enfoque de derechos humanos y de manera transversal, lo que implica involucrar a los tres niveles de gobierno, de lo contrario las buenas intenciones quedarán como el proyecto de México en Paz del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018 que Enrique Peña Nieto anunció con bombo y platillos.

Para dar cumplimiento a lo establecido en el Artículo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, resultado de las reformas constitucionales en materia de derechos humanos del diez de junio de 2011, desde el gobierno se debe tener una mirada derechohumanista, cada acción gubernamental que se emprenda debe tener el enfoque de los Derechos Humanos, para ello se necesita generar una cultura al respecto, ya que las circunstancias actuales no son las adecuadas.

Los resultados de las elecciones del primero de julio pasado sacaron a relucir al México que realmente somos en materia de racismo, clasismo, discriminación, exclusión. Independientemente de las categorías sociológicas de que si hay mexicanos de primera, de segunda o de quinta, quienes tienen acceso a medios de comunicación o al uso de las redes sociales, tuvieron la oportunidad de desvestirse y gritar a los cuatro vientos, cuál es su concepción de la dignidad humana.

La tarea para construir la agenda sobre Derechos Humanos, que debe encabezar el gobierno federal, es ardua y no podrá concluirse sin antes realizar un diagnóstico serio sobre el problema, tomando en cuenta que el racismo y el clasismo que salió a relucir después de las elecciones no es cosa menor, para un país que sentó las bases para un sistema de Derechos Humanos desde principios de la última década del Siglo XX.

Toda la sociedad y las instituciones públicas tienen que hacer su parte de acorde a sus facultades y obligaciones.

Los organismos públicos defensores y promotores de derechos humanos deben hacer valer la autonomía técnica y presupuestal que tienen, las personas titulares de estos organismo públicos deben estar convencidas de que tienen un encargo público y político, pero no partidista, la política que tienen que hacer debe verse reflejada en esa cultura derechohumanista que tanta falta nos hace como país.

En cada una de las entidades federativas hay un organismo público de derechos humanos, además del ombudsperson nacional, con un presupuesto global que viene a rebasar al que tienen instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que es el momento apropiado para que aporten a la sociedad, al identificar cuál es su deuda pendiente.

Para el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra está clara la función que tienen la sociedad civil, las iglesias, las universidades y el gobierno para crear esa cultura de los Derechos Humanos, por lo que en una muestra de habilidad política decidió abstenerse de contender para encabezar la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

López Obrador anunció que el subsecretario de Derechos Humanos, en la Secretaría de Gobernación, será Alejandro Encinas, exjefe de gobierno, exlegislador y a quien ya le encargó ser el responsable de investigar la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

Un reto para el mismo gobierno morenista, porque tendrá que ser cauteloso para no invadir los campos de acción de los poderes Legislativo y Judicial.

Los organismo internacionales de Derechos Humanos seguirán atentos a lo que haga o deje de hacer quien será presidente de México a partir del primero de diciembre de 2018, quien, además, como representante del Estado mexicano, tendrá que dar cuentas y levantar el cochinero que dejará en materia de Derechos Humanos, el gobierno de Enrique Peña Nieto y del de sus antecesores panistas, Felipe Calderón Hinojoza y Vicente Fox Quesada.

*Periodista y abogado defensor de Derechos Humanos.

@V_RuizArrazola

Deja un comentario