Clic Para Compartir

En riesgo la marca Cancún

En la sección Turismo sin Fronteras por el 5 junio 2018 a las 9:34 am

POR ESTO

A pesar de que el Caribe mexicano, se mantiene como líder del turismo nacional y del Caribe, factores como el sargazo y temas de inseguridad y hasta de extorsión contra el turista que se suceden en la región, impactan directamente la intensión de viajeros que querían venir al destino y que en el último minuto desisten de la oferta.
Hoy en día, la Asociación de Hoteles de Cancún reconoce que si bien los números siguen siendo favorables, por primera vez, las ocupaciones hoteleras que reportan destinos competidores como República Dominicana, son mejores que las que logra el destino y mucho de ello, se debe a los problemas que se han venido enfrentando.
De por sí, se refiere, es un año muy complicado por el tema electoral y la constante agresión que mantiene la actitud hostil del gobierno estadounidense hacia México, pero a este año electoral, ahora se suman factores como la inseguridad que se registra en la región, la extorsión hacia el turismo, problemas de bloqueos y de movilidad por pugnas internas, el sargazo que está impactando a la línea costera y otros tantos puntos que hacen imposible que la promoción del destino rinda los frutos deseados.
Cámaras empresariales del destino como la AMPI, la Asociación de Náuticos de Cancún y demás prestadores de servicios turísticos como la AMAV, refieren que no se puede pretender conservar el liderazgo cuando el turista es agredido desde que llega al Aeropuerto Internacional de Cancún y es abordado por docenas de personas que le ofrecen diversos servicios sin la acreditación debida, en un acoso constante que intimida al visitante.
Luego cuando se quiere transportar, enfrenta problemas de tráfico y de extorsión en caso de alquilar un vehículo y luego, llega a la playa y se encuentra con el sargazo frente a la costa.
El destino, advierten los turisteros, no puede vivir de su buen servicio y de la calidad de su infraestructura, pues el turista se va hablando de lo bien que estaba la habitación, pero el desastre de la playa, la crisis de su llegada y el embotellamiento que enfrentó, si es que no pasó por algún caso de abuso o de extorsión.
Es urgente que tanto la autoridad como los prestadores de servicios turísticos presten conciencia en ello y realmente se tomen acciones de fondo para revertir las tendencias que hoy se muestra en ocupación y en inseguridad, pues llegará el momento en que esa caída no se podrá detener y por más recursos que se le inyecten a la promoción, no se tendrá efecto.
Si es cierto que Cancún es exitoso y tiene la marca más posicionada del mercado, si es cierto que tiene la mejor conectividad y ofrece el mejor servicio y de la más alta calidad, pero sin la seguridad, sin la playa limpia y con los problemas de movilidad o impacto visual que enfrenta, corre un gran riesgo.
Empresarios de Cancún que han venido trabajando para abordar todos estos temas, reconocen que no será sino con la voluntad política y con acciones directas e inversión, que se recupere la imagen del destino para sostener el éxito que se ha venido dando.

Deja un comentario