Clic Para Compartir

El sargazo: Contingencia ambiental

En la sección Medio Ambiente por el 29 junio 2018 a las 9:14 am

POR ESTO

De manera silenciosa, sin mayores proporciones y ante la exigencia del sector hotelero de la entidad, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) declaró como contingencia ambiental el problema de sargazo que se registra en el Caribe mexicano.
Las autoridades ambientales tienen el registro que hasta el momento, se han movilizado más de mil 500 toneladas de sargazo sobre las costas de Quintana Roo, por lo cual no había otra opción que declarar la contingencia.
El martes pasado en su visita a la Riviera Maya, Rafael Pacchiano Alamán, reconoció que el problema es de una escala muy grande, por lo cual el panorama no es muy alentador en materia de turismo.
Por ello, se puso en marcha de forma inmediata un plan emergente con 62 millones, ya que los efectos de la contingencia son visibles nada más al poner los pies en cualquier playa de la zona norte de la entidad.
Incluso, entre el gobierno federal, el estatal y los municipios más afectados (Tulum, Cancún, Riviera Maya y Majahual), se creó la denominada “Mesa Permanente de trabajo” para contrarrestar los efectos de la contingencia generada por el sargazo.
Dentro de esta Mesa Permanente, se incluyó al sector hotelero, el cual solicitó que dentro de este esquema se indague el paradero de los recursos que se han obtenido del 20 por ciento, extra que pagan los hoteleros por la Zona Federal Marítimo Terrrestre (Zofemat).
En torno a esto, el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, se comprometió a revisar de fondo el asunto y a establecer una reunión con los municipios que están involucrados dentro del esquema anterior de recuperación de playas.

Contingencia ambiental.

El sargazo se convirtió en una contingencia debido a la gran cantidad que se acumula en las playas tanto de Cancún, Riviera Maya y Tulum, sin embargo, el problema no termina en la acumulación.
Al tener las cantidades del alga marina se acumulan en el agua enormes montones de alga marina que, además de no dejar nadar, tintan el agua de color marrón, así que se pierde por completo el atractivo del mar turquesa que vende el Caribe mexicano.
Más aún, otro de los problemas es que a medida que pasan los días, el sargazo se pudre dejando un olor muy fuerte como a pescado rancio, bastante desagradable, lo cual ha generado molestias entre el turismo que visita los principales centros vacacionales de Quintana Roo.
De acuerdo con investigadores de la Universidad Autónoma de México, tanto la industrialización como la contención del sargazo en el mar son medidas que ya están autorizadas por la Semarnat, por lo que sólo faltan definir las estrategias que se utilizarán para atender la contingencia.
Asimismo, el sector académico considera el recale masivo de sargazo como una contingencia ambiental, debido a que se trata de un fenómeno con implicaciones económicas importantes.
Actualmente no existe una alerta contra este fenómeno, justamente porque se desconocen los estragos negativos que están teniendo desde hace tres años en costas de Quintana Roo.
Mientras no exista una alerta y no se dimensionen sus efectos negativos, no habrá recursos para desplegar estrategias que permitan paliar los estragos que causa está contingencia
En tanto, en Cancún y la Riviera Maya, turistas nacionales y extranjeros resienten los efectos de altas temperaturas y arribazones de sargazo que diariamente salen en las costas locales, afectando los servicios de los hoteles y servidores de alimentos de que se encuentran a la orilla del mar.
Las algas han causado ya irritaciones a los bañistas, así como un fétido olor que se desprende de la descomposición de esta planta marina.
A pesar de que trabajadores de la zona Federal Marítima (Zofemat) retiran alrededor de 40 toneladas de sargazo diariamente, en los principales destinos de la entidad, no logran la limpieza de las playas, pues durante el trabajo que realizan de 5 a 10 de la mañana en su recolección, esta planta sigue acumulándose, principalmente por la tarde, saturando las costas e impidiendo el disfrute de los turistas, quienes prefieren permanecer en las albercas de sus hoteles.
En Cancún, ante el incremento de recale de sargazo que se reportó desde el fin de semana en varias de las playas de Cancún, la dirección de Pozos y limpieza de playas del Ayuntamiento Benito Juárez implementó operativos especiales para hacer los trabajos de mantenimiento.
La dependencia municipal detalló que se incrementó tanto el número de personal, como de maquinaria, para hacer los trabajos de limpieza, sobre todo, en playa del Niño, Tortugas, Pez Volador, Chac Mool, Delfines, Coral, Marlín y Ballenas, que son las más afectadas.
El Sargazo es un alga marina que vive en las áreas tropicales del mundo. Su aspecto es algo así como un racimo de uvas con hojas aunque sus “uvas” son mucho más pequeñas parecidas a granos de pimienta. Las bolitas de esta alga, que puede llegar a alcanzar varios metros de largo, están llenas de gas, lo que hace que floten y se desplacen fácilmente por la superficie del océano según las corrientes. De hecho, hay una zona en el Atlántico llamada Mar de los Sargazos que durante los siglos XVII y XVIII, se convirtió en un auténtico cementerio de barcos (a vela), ya que las enormes cantidades de sargazo que allí se acumulan hacían que encallaran. Curiosamente, el nombre de esta alga marina lo pusieron los portugueses en una de esas expediciones en busca de nuevos mundos que al ver la planta les recordó a una variedad de uva que hay en Portugal llamada salgazo.
Este fenómeno se presenta por diversas causas, entre ellas, el aumento de los nutrientes en el mar, el cambio climático y las variaciones meteorológicas y oceanográficas. Se presume que se origina por el desprendimiento de agregaciones de esta especie en el “Mar de los Sargazos”.

Deja un comentario