Clic Para Compartir

Zona Maya: Indígenas en abandono total

En la sección Actualidad por el 10 mayo 2018 a las 9:50 am

POR ESTO

X-HAZIL PRIMERO, FCP, 5 de mayo.- La falta de camino de acceso, calles, clínica de salud, apoyos en programas productivos, es el reflejo del abandono en que se encuentra la comunidad indígena de X-Hazil Primero por parte de sus autoridades. “La presidenta municipal, Paoly Perera Maldonado, nos prometió baños, y hasta la fecha no nos ha cumplido, e incluso no ha llegado a visitar la localidad para que palpe con sus propios ojos las necesidades que se tiene en el pueblo”, señalan los lugareños.
La localidad indígena de X-Hazil Primero, se encuentra ubicado a más de 90 kilómetros al norte de la cabecera municipal, misma en la que radican un promedio de 60 personas, entre niños, jóvenes y adultos, y que la mayoría de las viviendas se encuentra construida con material de la región, maderas y guano.
En este pueblo, es notorio la falta de servicios básicos, y el abandono en que se encuentra por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno, toda vez que se carece de una carretera de acceso, únicamente cuenta con un camino de terracería y que con el paso del tiempo se ha ido deslavando y se puede observar las piedras y más con las lluvias se vuelve intransitable para las lugareños.

Abandono de la presidenta municipal.

Tal como cuenta en lengua Maya al Por Esto! Quintana Roo, Severiano Che May, subdelegado de esta localidad indígena que “en esta comunidad, se encuentra sumido en la pobreza, hace falta mucho por hacer, solamente se acuerdan de nosotros en tiempos de campaña, los candidatos recorren hasta lo más lejano, pero ya después no regresan a rescatar la palabra empeñada.
Visiblemente molesto, refiere que “llegan y se compromete, pero ya después nos damos cuenta de que no llegan estos apoyos, tal como la propia presidenta municipal, Paoly Perera Maldonado, nos ha prometido que el pueblo va ser beneficiado con baños, pero hasta la fecha no ha llegado estos apoyos, todavía en esta comunidad la gente hace sus necesidades al ras de suelo.
Otra de las necesidades que tenemos, y en forma constante se lo hemos hecho saber a las autoridades en turno y los que han pasado, es la construcción del camino de acceso, a nuestra comunidad, que consta de tres kilómetros del entronque con carretera estatal que conduce a Chumpón y casi 700 metros de camino que conduce a X-Hazil Norte. Solo por este problema, los compradores, principalmente de la pitahaya, no quieren entrar, puesto que argumentan que se encuentra muy deteriorado el camino y nosotros de acuerdo a nuestras posibilidades, sacamos lo que cosechamos hasta la carretera estatal.
Es por eso estamos viendo que nuestra localidad, carece de muchas necesidades, como la construcción de casi mil metros lineales de calles de terracería, y su respectiva pavimentación, además del alumbrado público, pero lo que quiere la gente es que lleguen las autoridades municipales, que llegue la propia presidenta municipal, Paoly Perera Maldonado, para que palpe con sus propios ojos nuestras necesidades, y palpe que no estamos mintiendo sobre estos aspectos.
Sabemos de muchos programas que existen, pero no llegan los encargados para ofrecerlos a la gente, tal como proyectos de hortalizas; que mucho beneficiaria a las familias de esta comunidad indígena.
La fuente siguió diciendo que “debido a que en los últimos años la milpa ha sido redituable, muchos de los campesinos ha optado con buscar otras alternativas de producción, como es la siembra de la pitahaya, pero por la falta de apoyos, estos trabajas está avanzando lentamente. Diez de los vecinos de esta comunidad, cuenta un promedio de 3 a 4 hectáreas de pitahaya, y con estos ha buscado su formar de subsistir.
Mientras que el señor Nicéforo May Tun, vecino de la comunidad de X-Hazil Primero, comenta que “La milpa casi no da, por eso tenemos que buscar otras alternativas, como es la siembra de la pitahaya, que es una planta que no necesita de mucha agua para sobrevivir, e incluso cuando llega la temporada de cosecha, podemos arrancar la fruta en varios períodos, empezando maya hasta terminar en el mes de octubre, pero desgraciadamente el comprador o el coyote, nos machetea mucho el precio del producto, argumentado por el malas condiciones en que se encuentra el camino e incluso la caja nos lo llega a comprar hasta en 50 pesos, cuando en muchas de las ocasiones por caja se llega a vender más de 150 pesos.

Solo se tiene escuela de Conafe.

En esta comunidad de X-Hazil Primero, cuenta únicamente con una escuela primaria de Conafe, donde acuden un promedio de 20 niños a formarse en lo básico, desde primaria y secundaria y posteriormente los que así lo desean continúan sus estudios de bachillerato en la comunidad de Chunyah y los que no pueden seguir estudiando por los gastos que se generar acudir a otra localidad, se dedican a los trabajos del campo o en su caso, emigra a la Riviera Maya, a buscar su propio sustento.
Los que se aventuran, seguir estudiando, diario tiene que recorrer varios kilómetros en bicicleta hasta llegar a la comunidad de Chunyah, y en muchas de las ocasiones se les dificulta trasladarse más en las temporadas de lluvia.

Falta de una clínica de salud.

En esta comunidad indígena, prácticamente se encuentra prohibido enfermarse, y los que padecen alguna enfermedad, tienen que viajar hasta en la cabecera municipal en busca de mejoría en su salud, pero para ello tienen que hacer un gasto superior a los mil pesos solo para un flete. Aparte la consulta y los medicamentos.
Tal como lo explica la señora Aurora Che Tun, “los que tienen alguna enfermedad, que no ponen en riesgo su vida, acuden a la comunidad de Francisco I Madero, pero en muchas de las ocasiones solamente les dan la receta médica y por su propia cuenta tienen que conseguir los medicamentos, por el desabasto que se tiene en las clínicas de salud”.

Deja un comentario