Clic Para Compartir

Prevalece opacidad de diputados

En la sección Política por el 16 mayo 2018 a las 9:23 am

POR ESTO

CHETUMAL, 15 de mayo.- Mientras que el Congreso del Estado quiere aparentar ser estricto con la revisión de las cuentas públicas 2016, además de que presume estar por la media nacional en materia de transparencia, en realidad mantiene en la oscuridad sus gastos de “ayudas sociales” y no quiere aclarar casi 100 millones de pesos erogados en este rubro, de acuerdo con lo denunciado por la asociación civil Somos tus Ojos- Transparencia por Quintana Roo.
En Sesión del Pleno llevada a cabo el pasado 14 de mayo, el Congreso del Estado aprobó una serie de cuentas públicas correspondientes al Ejercicio Fiscal 2016, de seis dependencias y organismos descentralizados de la administración pública estatal del sector educativo; en dos de ellas detectó presuntos daños al patrimonio y emitió recomendaciones en otras cuatro.
Ese mismo día, mediante conferencia de prensa, el Congreso local presumió estar por encima de la media nacional en materia de transparencia, al dar a conocer los resultados de la segunda evaluación que hace el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y 11 organizaciones más, a los Congresos en el país y que incluye a la Cámara de Diputados y al Senado.
De la misma forma, los integrantes de la XV Legislatura han aprobado en las últimas semanas, una serie de cuentas públicas correspondientes al Ejercicio Fiscal 2016 de distintas dependencias del estado, en las que también han encontrado irregularidades y presuntos daños al patrimonio, además de emitir más recomendaciones.
Aunque ha aparentado ser estricto con la revisión de los recursos y la rendición de cuentas de otros organismos, el Poder Legislativo no predica con el ejemplo, pues organizaciones civiles en el estado lo mantienen reprobado en materia de transparencia, sobretodo, por su alta opacidad en el manejo de los recursos.
Esto es porque a la fecha el diputado Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, de la fracción parlamentaria del PAN, se niega a transparentar el rubro de “ayudas sociales” del Poder Legislativo, pese a la insistencias de Somos tus Ojos-Transparencia por Quintana Roo y otras asociaciones civiles.
El Congreso del Estado no ha querido acatar el ordenamiento del juez primero de Distrito en Quintana Roo, que concedió un amparo a Somos Tus Ojos para que la Unidad de Transparencia del Poder Legislativo responda nuevamente a las solicitudes de información presentadas por dicha asociación, en las que se le requirió exhibir las facturas y recibos que amparan un gasto de casi 100 millones de pesos, supuestamente realizado en “ayudas sociales” por este órgano legislativo, según lo dado a conocer por esta asociación.
La ciudadana Cecilia Sánchez Olais, con apoyo de Somos Tus Ojos, denunció a Ana María de la Luz Hernández Ayala, directora de Gestoría y Apoyo a la Comunidad del Congreso del Estado, por el presunto delito de peculado, luego de que en la sección de Transparencia de la página del Congreso, la denunciante encontrara su nombre en el padrón de beneficiarios de “ayudas sociales”, con un supuesto apoyo de “hospedaje” entregado el 7 de noviembre de 2016, el cual la ciudadana nunca recibió.
La denuncia con número de caso FGE/QR/SOL/10/6074/2017 fue turnada a la Fiscalía Anticorrupción, en donde el proceso se encuentra estancado.
El requerimiento del juez federal, según informó Somos tus Ojos, fue en respuesta a cuatro solicitudes de información en las que se requirió al Congreso poner a la vista las facturas y notas que comprueben el gasto en ayudas sociales de 2016 y el primer semestre de 2017, que suman alrededor de 100 millones de pesos.
La asociación civil informó que Hassan Medina Rodríguez, titular de la Unidad de Transparencia, contestó que todas las facturas y notas de 2016 y del primer semestre de 2017, ya se habían entregado a la Auditoría Superior del Estado, por lo que era imposible tener acceso a las mismas, en tanto que para que Somos Tus Ojos pudiera tener a la vista las facturas del segundo trimestre de 2017, donde debía pagar 4 mil 900.13 pesos.

Deja un comentario