Clic Para Compartir

Cancún, 48 años acumulando rezagos

En la sección Cultura por el 20 abril 2018 a las 9:22 am

POR ESTO

Cancún celebra su 48 aniversario lleno de retos, problemas y oportunidades que marcarán el futuro de sus nuevas generaciones. La ciudad turística que recibe más del 48 por ciento, del turismo internacional que ingresa al país y que mantiene una ocupación hotelera arriba del 80 por ciento general, durante todo el año, enfrenta en su aniversario el peor de los problemas de una ciudad turística; la inseguridad y carencias en su infraestructura que amenazan con paralizar el destino más exitoso de México.
La seguridad, es sin duda el principal tema que refiere el sector empresarial del destino como la prioridad para garantizar el éxito y seguir pensando en un crecimiento positivo, sin embargo, también hay temas como la movilidad y la dotación de infraestructura que se vuelven prioritarios en esta ciudad turística que se ha hecho a pesar de los malos gobiernos, de la mala planeación y del abuso de unos cuántos que han llevado al destino a enfrentar caos.
Rafael del Río, consejero de la Asociación de Hoteles de Cancún y asesor de Clubes Vacacionales del destino, consideró que en el cumpleaños 48, Cancún debe entrar a la reflexión, a la resolución real de problemas para pensar en un futuro prometedor.
Los gobernantes deberán abocarse a solucionar la problemática que existe en todos los rubros y deberán hacerlo ya, para evitar el caos que hoy enfrenta en problemas de movilidad y muchos otros rubros.
“Tenemos (el sector empresarial) en Cancún, desde hace más de 20 años, presentando proyectos, estudios de factibilidad y muchas otras iniciativas que han emanado y se han financiado de la iniciativa privada y que sin embargo, no se logran concretar por falta de interés político. Muchos proyectos, planes y propuestas, pero hasta ahora no ha sucedido nada”, expresó.
Lo más importante y como regalo de cumpleaños, Cancún debe exigir a los gobiernos tomar al toro por los cuernos y hacer la inversión necesaria para lograrlo, en total transparencia y rendición de cuentas.
En ello, Miguel Ángel Lemmus, presidente de la Comisión Inmobiliaria del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, era enfático en aprovechar lo que marca la ley, con la posibilidad de asociaciones público y privadas, que pueden detonar los tres niveles de gobierno en conjunto con la iniciativa privada para detonar los tres grandes proyectos que se han quedado por muchos años, como los puentes de la laguna Nichupté, Bojórquez y el tren de Cancún a Playa del Carmen, todo ello enfocado a un solo rubro, resolver mucho del problema de movilidad que se enfrenta en el destino.
Rodrigo Constandse Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos, señaló por su parte que a 48 años de creado el destino, se enfrentan rezagos históricos y recientes, todos ellos graves para la operatividad de este gran centro turístico internacional.
“En el tema del uso de suelo y densidades, la planeación de la zona fundamental de Cancún fue rebasada y no se respetó por temas de corrupción y falta de apego a la ley, lo que hoy genera problemas de movilidad, seguridad, de convivencia y de falta de espacios para esparcimiento, además de la contaminación visual. Estamos rebasados por no haber respetado la planeación original de Cancún y es uno de los retos que obliga al planteamiento y reflexión para ponernos al día y regresar a esa gran planeación”, expresó.
Muchas administraciones y empresarios se han saltado las trancas y en nombre del crecimiento han generado un desorden y ahora es prioritario corregir el rumbo.
“Tenemos que ver dónde estamos y hacia dónde queremos ir, y lo que es imperante, es el tema de la seguridad que tenemos que enfrentarlo con mayor visión y participación de los tres niveles de gobierno y de la sociedad misma”, dijo.
Por hoy, han sido años extraordinarios en materia turística, pero se tiene que voltear al centro y a la ciudad, para apoyar a dar ese servicio y seguir permitiendo el crecimiento que viene hacia la Zona Continental de Isla Mujeres, todo ello con una conformación del verdadero tejido social que requiere una ciudad turística.
Finalmente Eloy Peniche, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, consideró que el gran reto es crecer de manera ordenada para tener una ciudad dinámica, con índices de economía que beneficien a toda la sociedad y no sólo en algunos segmentos.
La seguridad es parte del día a día del sector y se tendrá que seguir trabajando en todo ello para mejorarlo.

Deja un comentario