Clic Para Compartir

Acelerada pérdida de la biodiversidad

En la sección Medio Ambiente por el 14 abril 2018 a las 9:12 am

POR ESTO

En Quintana Roo, la mitad de la biodiversidad se ha perdido en 30 años, en comparación con el resto del país que se llevó 200 años; además hay un daño de los arrecifes de un 40 por ciento, con situaciones graves en varias partes: Frente a Cancún, Mahahual y parte de Centroamérica, declaró María del Carmen García Rivas, directora del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos.
Precisamente en el municipio más joven de la entidad hay 18 denuncias que datan desde hace tres años, por destrucción del
manglar, del arrecife y duna costera; que fueron cometidas por hoteleros, personas que navegaban y otros. Pero no han progresado, siguen en procedimiento, en parte por la corrupción en todos los niveles de gobierno y ámbitos.
Manifestó que el arrecife tiene lugares en franco deterioro, aunque se trata de no saturar los espacios del parque, pero hay un problema principal y es el mal manejo de las aguas residuales, y los arrecifes necesitan aguas estériles para poder vivir, a ello se suman los arribos inusuales de sargazo y toda la materia orgánica que se avientan por fertilizantes “está terrible”.
El daño al arrecife, además de las aguas residuales, es por encallamientos, construcciones, destrucción de pasto marino, destrucción de manglar que va junto con el arrecife.
Señaló que más del 80 por ciento, de ese lugar no tiene un buen sistema de manejo de residuos, lo que ha originado un daño del 40 por ciento, de arrecife en un período de 30 años, “en México, la mitad de la biodiversidad la perdimos, pero en 200 años, en Quintana Roo, la mitad de la biodiversidad en 30 años, así de rápido vamos”.
En el Caribe mexicano, se encuentra parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, pero presenta situaciones graves en algunas zonas: en frente de Cancún, también en Mahahual, en Guatemala, Belice y Honduras. García Rivas refirió que más de la mitad está en riesgo.
La especialista dijo que es una cuestión de conciencia y voluntad, ya que hay una normativa, si bien se trata de impulsar que haya castigos y también se dé la restauración, se debe generar conciencia que se atenta contra uno mismo (población) y el peligro a desaparecer. Pero también, las autoridades deberán hacer su parte con los castigos y hacer una restauración inteligente.
Sin embargo, aseveró que es inminente el cambio por el mismo crecimiento poblacional, lo que conlleva a la destrucción; por lo que consideró que hay que detener, pues sino en 20 años estará muy crítica la situación. De seguir con ese crecimiento demográfico, los jóvenes de ahora van a tener una situación difícil, por ello, ya no se deben permitir fraccionamientos ecológicos, porque aunque hay recuperación de la vegetación con la fauna no sucede lo mismo “cuando entra el hombre sale el jaguar”; la gravedad es que no se restaura todo el ecosistema y lo mismo sucede con los arrecifes.

Deja un comentario