Clic Para Compartir

Sargazo, el problema y el fraude

En la sección Política por el 7 marzo 2018 a las 8:29 am

A Tiro de Piedra | Contracorriente.net

En 2015, el gobierno mexicano anunció la inversión de 150 millones de pesos para retirar de las playas de Quintana Roo un inusual arribo de sargazo, ocasionado fundamentalmente por el llamado calentamiento global, pero además se anunció la inversión de 60 millones de pesos para evitar futuras complicaciones con esa planta en los litorales, lo que a todas luces resultó en un desvío más de recursos desde la administración federal, sobre todo ahora, que los mares quintanarroenses se infestan de nuevo y se pone en riesgo la temporada vacacional de Semana Santa, una de las más importantes del año.

Desde hace ya tres semanas el gobierno de Othón P. Blanco, que preside Luis Torres Llanes, lucha contra la invasión de sargazo en toda la Costa Maya, el segundo sitio en importancia en arribo de cruceros a nivel nacional, retirando diariamente más de veinte toneladas de ese vegetal. La comunidad de Mahahual, prestadores de servicios y gobierno se han unido porque es un espacio de importancia turística del cual viven; y aunque el político –aspirante por cierto a la diputación federal por el distrito 02- ha sido respetuoso y se ha dedicado a hacer el trabajo más que a buscar culpables, es tiempo de comenzar a cuestionar para qué sirvieron los 60 millones del “Grupo de Investigación” que según el titular de Medio Ambiente nacional, Juan José Guerra Abud, evitarían futuras crisis.

En ese entonces 90 millones fueron utilizados para atender la emergencia y retirar el sargazo de playas del estado, mientras que en este 2018 ya inundó la vegetación el sur del estado y ha llegado a la Riviera Maya, pronto llegará a Cancún y entonces vendrá la alerta generalizada, en la víspera de Semana Santa, y a lo mejor hasta el secretario de Turismo y el de Medio Ambiente vienen a “tomarse la foto”, en algún acto de campaña simulada, mientras los gobiernos locales hacen esfuerzos descomunales por mantener a flote los destinos que mantienen a más de un millón de quintanarroenses y aportan más del 20 por ciento de divisas al país.

Por cierto, los recursos provinieron del Programa de Empleo Temporal (PET) que este año no ha arrancado la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y al parecer ya no arrancarán, en la víspera de la salida de Enrique Peña Nieto, con el pretexto del blindaje electoral y con la peor crisis económica vista en los últimos años. Bien por los gobiernos locales que ya atienden sus problemas; mal por el federal, que hasta en eso resultó fraudulento.

Deja un comentario