Clic Para Compartir

Zona Maya: Sólo un lejano recuerdo

En la sección Cultura por el 5 febrero 2018 a las 8:29 am

POR ESTO

La actividad del chicle fue el detonante para el desarrollo económico del Territorio de Quintana Roo y fue la base de la economía de muchas familias, pero en la actualidad, esta actividad se encuentra en decadencia con el ingreso de la goma sintética, señaló el cronista de la ciudad, Mario Chan Collí.
De acuerdo a información proporcionada por el cronista de la ciudad, Mario Chan Collí, hizo mención que “la actividad chiclera en el siglo pasado, fue sin duda uno de los detonantes más importantes para el desarrollo de la economía de la región, pero desafortunadamente con la caída de los precios de la goma en los mercados internacionales y la competencia de las gomas sintéticas, llevaron a los productores chicleros a la debacle”.
Siguió diciendo, “décadas atrás, mucha gente indígena de varios municipios del Territorio de Quintana Roo se organizaban en grupos, para internarse en la selva, semanas e incluso meses, para montear la selva y localizar los arboles de chicozapote, para la extracción de la resina y posteriormente cocinarlas y hacerlas en marquetas de goma, para que fueran trasladadas a la cooperativa que aún existe en la ciudad”.
Agregó, “según datos que se tienen fue el entonces ex presidente Antonio López de Santa Anna el precursor de la explotación e industrialización del chicle y con el tiempo, el látex se constituyó en la base de la economía del Territorio de Quintana Roo y en las que muchas familias dependían económicamente”. En la actualidad, en la zona maya del municipio de Felipe Carrillo Puerto, pocos chicleros se dedican a la extracción de la resina del árbol de chicozapote y en el Consorcio Corporativo de Productores y Exportadores de Forestería, ubicado en la avenida Benito Juárez y calle 66 en el centro de la ciudad sólo unos cuantos entregan el producto.
Expresó que aunque el chicle de Quintana Roo decayó mucho en su producción en el 2001, se presentó por primera ocasión en Europa en 2007, y en el año 2008 en la Fiofach, una de las ferias internacionales más grande de productos orgánicos, en la que participan negocios de todo el mundo.
La fuente refirió que “por décadas se vendió el chicle natural, básicamente a Japón, después la goma base y lo que terminó por cerrar casi por completo su producción fue el paso del huracán Dean, en agosto de 2007 que provocó el descenso de la producción del látex, al pasar de entre 180 a 200 toneladas por temporada a sólo 40 toneladas en el ciclo 2007-2008, producción que fue comercializada solamente en Japón”.
Concluyó diciendo que en la casa de la crónica de Felipe Carrillo Puerto existen fotografías y datos históricos, utensilios, entre otros implementos de la época y que se utilizaba sobre esta importante actividad que tuvo su auge en la zona maya del estado de Quintana Roo, y que ahora poco a poco se va perdiendo, ya que muy pocas personas se dedican a ella por la falta de mercado.

Deja un comentario