Clic Para Compartir

La erosión ha hecho mella en los arenales

En la sección Medio Ambiente por el 19 febrero 2018 a las 12:25 pm

POR ESTO

El fuerte oleaje registrado durante los últimos días, que apenas el domingo comenzó a disminuir ligeramente, provocó la erosión en varias de las playas del destino, entre las que destacan Gaviota Azul, donde se han perdido más de diez metros de arenales y las olas pegan e incluso cubren la base de la gran roca que divide este balneario público de playa Chac-Mool, además de que surgieron otras que hasta hace unas semanas se encontraban ocultas bajo el agua.
Tras llevar a cabo un recorrido por las principales playas se pudo constatar que la erosión ha hecho mella principalmente en Gaviota Azul, donde las piedras afloran a la superficie y restan espacio a los bañistas que buscan un lugar en que acomodar sus pertenencias para disfrutar de unas horas frente al mar.
Por el color de las rocas puede adivinarse qué partes fueron erosionadas desde semanas atrás y las que afloraron posteriormente; mientras las algas marinas cubren las primeras, en las que apenas son visibles desde hace unos días la superficie aún se observa limpia, aunque en algunos puntos comienzan a aparecer las primeras manchas de limo.
Prestadores de servicios turísticos de Gaviota Azul se mostraron preocupados ante los efectos del fenómeno y argumentaron que si de por sí los camastros y sombrillas de los clubes de playa acaparan una buena superficie de arenales, con la fuerte erosión habrá todavía menos lugar para que se instalen los usuarios.
“Estamos a poco tiempo de que arranquen las vacaciones de Semana Santa pero aunque supuestamente aún nos encontramos en temporada baja, mucha gente de Cancún viene a la playa, sobre todo sábados y domingos, el turismo sigue llegando y casi todos los bañistas que vienen de otros lugares eligen la zona de Forum para instalarse, pero el mar avanzó bastante y queda poco espacio de arena; ahora casi no tenemos sargazo, aunque sí mucha basura que ha recalado con la marejada de los últimos días, el agua está clara y transparente, bajó el oleaje, pero el problema es la erosión y también las corrientes, que son bastante fuertes, manifestó Jorge N., quien se desempeña como auxiliar en un pequeño changarrito.
También los guardavidas se mostraron preocupados ante la situación y expresaron que por lo menos se han perdido diez metros de playa en el lapso de una semana, aunque confían en que la misma naturaleza terminará poniendo las cosas en su lugar una vez concluya la temporada de nortes.
En tanto que uno de los trabajadores de Forum Beach, que prefirió no proporcionar su nombre, comentó que este fenómeno no es nada nuevo sino que se registra desde siempre.
“De toda la vida se pierden arenales con la temporada de nortes, antes de Wilma apenas se notaba debido a las grandes extensiones de playa, luego del huracán se trabajó para la recuperación de la arena y desde entonces año con año se forman los escalones y aparecen las piedras, no es nada nuevo pero al rato están los hoteleros exigiendo al gobierno que haga algo, sin darse cuenta que en el fondo ellos son los responsables por levantar sus hoteles sobre las dunas costeras”.

Deja un comentario