Clic Para Compartir

Difícil temporada de incendios

En la sección Medio Ambiente por el 8 febrero 2018 a las 8:23 am

POR ESTO

Rafael León Negrete, gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo, dijo que para este año, se espera una difícil temporada de incendios forestales, pues las condiciones climatológicas serán adversas para el combate y control de estos fenómenos, por lo cual ya están tomando las medidas y se preparan para la llamada temporada crítica.
En ese sentido, indicó que ya están por concluir con la instalación de los 11 Comités Municipales de Prevención y Control de Incendios Forestales, faltando únicamente el de Cozumel; posteriormente, definirán una fecha con el Gobierno del Estado para instalar el Comité Estatal de Prevención y Control de Incendios Forestales, correspondiente a la temporada 2018.
“Ya iniciamos el proceso de prevención de incendios forestales, ante la temporada crítica de incendios, que empieza en marzo y termina en el mes de mayo; nosotros iniciamos con un presupuesto aproximado de 11 millones de pesos, de los cuales 4.6 millones irán al Gobierno del Estado para las brigadas comunitarias y lo demás será para nuestras brigadas estatales, usando el recurso en equipamiento, material, capacitaciones y todo lo necesario”, comentó Rafael León.
Mencionó que para este año, se prevé una temporada difícil en cuanto a condiciones agroclimatológicas, siendo las zonas de más riesgo el municipio Bacalar, en su zona rural agropecuaria; así como en Majahual, donde se han presentado incendios en los últimos años.
El funcionario federal dijo que visualizan una temporada complicada en el tema de los incendios forestales, pues las condiciones climatológicas de este año reúnen una serie de factores para que un incendio se propague de forma más rápida.
“Tenemos el fenomeno de ‘la Niña’ débil, que pega precisamente en el Atlántico y esto nos traerá como consecuencia altas temperaturas en los meses de marzo, abril y mayo; alta velocidad del viento, baja humedad relativa, todos ellos son factores para que un incendio se propague más rapido. Por eso es que ya estamos trabajando para tener una temporada con la menor afectación posible”, concluyó Rafael León.
Además, recordó que el pasado 2017, se tuvieron 64 incendios forestales en Quintana Roo, afectando un aproximado de 9 mil 600 hectáreas, en su mayoría vegetación arbustiva.

Deja un comentario