Clic Para Compartir

Golpea el frío en comunidades mayas

En la sección Medio Ambiente por el 16 enero 2018 a las 8:50 am

POR ESTO

X-HAZIL SUR, FELIPE CARRILLO PUERTO, 15 de enero.- El descenso de la temperatura se ha resentido principalmente en las comunidades indígenas, afectando severamente a las familias cuya única vivienda se encuentra construida con material de la región, huano y madera, donde el aire frío penetra en el “chuyche” o bajareque. Mientras que las madres de familia abrigan muy bien a sus hijos para poderlos llevar a la escuela, para no contraer alguna enfermedad respiratoria por el aire frio.
De acuerdo a información dada a conocer por la señora María Elena Hoil Yam, madre de familia que desde muy temprana hora, alisto a sus hijos para llevarlos a la escuela primaria de la comunidad de X-Hazil Sur, hizo mención que “en estos últimos días ha descendido de manera considerable la temperatura, y en las viviendas construidas con material de la región se siente aún más el frío, ya que el aire frío se cuela en las paredes de madera.
Siguió diciendo para evitar que mis hijos se enfermen tengo que abrigarlos muy bien, para que pueda salir de casa a muy temprana hora para dirigirse a la escuela, pero hasta el momento no se han enfermado por el descenso de la temperatura. Lo que si evitamos es que nos calentemos junto a las brasas o lo que se llama en maya ‘K’iich’, ya que si estamos calientes y salimos repentinamente al aire frío, los podemos enfermar e incluso pasmarnos”.
Además la señora en lengua maya comentó que “también evito que mis hijos tomen algo frío, para evitar que adquieran las enfermedades por vías respiratorias, por lo que seguiré cuidándolos para que no falten a sus clases, tengo que seguir abrigándolos, sólo de esta manera evitaré que se enfermen”.
Mientras que otra madre de familia en esta misma comunidad mencionó que “es importante abrigar a los hijos para que con el descenso de la temperatura que se ha tenido en estos últimos días no se enfermen. Debemos de llevarlos a la escuela pese a que persista el frío por las mañanas, no tenemos otra opción” dijo la mujer.
En las solitarias calles de la comunidad de X-Hazil Sur, cuando imperaba una temperatura de por lo menos 17 grados, los menores estudiantes portaban su respectivos suéter, y con la mochila en la espalda se les podía observar caminando rumbo a la escuela, algunos acompañados por sus padres, otros solos o caminando en grupo, pero cubiertos del penetrante frío que imperaba la mañana de hoy.

Aunque también en esta comunidad indígena de X-Hazil en algunos domicilios, principalmente en la cocina, mientras que las madres de familia preparaban el desayuno o el café, los miembros de la familia se calentaban junto a las brasas que se tenía en el fogón, para con ello mitigar el frío que imperaba por la mañana e incluso en las noches, ya que algunos vecinos de esta comunidad mencionaron que pese a que duerman en un casa de blocks y techo de concreto, el frío es penetrante, y en muchas de las ocasiones tienen que cubrirse hasta con doble cobija.
Mientras que en la cabecera municipal, desde antes de la siete de la mañana, se podía observar adolescentes que caminaban por las calles para dirigirse a la escuela secundaria, algunos bien abrigados, otros sólo con el uniforme del plantel, pero anteponiendo su salud, cumplían con ir a la escuela”.

Deja un comentario