Clic Para Compartir

¡El síndrome de la Chimoltrufia!

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA, Política por el 14 diciembre 2017 a las 7:36 am

Uno por Uno | Ángel Ramírez Hernández
Payoobisponews.com

¡El complejo de la Chimoltrufia! Sí, ese de que, así como digo una cosa digo la otra, fue el virus del que se contagió el Secretario de Gobierno de Quintana Roo, Francisco López Mena, al adelantar y ventanear las aspiraciones legítimas de buscar cargos de elección popular por parte de funcionarios de la actual administración de Carlos Joaquín González.

Y es que hoy por la mañana Francisco López Mena había confirmado las renuncias  de los titulares de la Secretaria de Finanzas y Planeación Juan Vergara Fernández y de Desarrollo Social Julián Ricalde Magaña, quienes buscan candidaturas que los conviertan en diputados federales en los comicios del 2018, esta afirmación difundida por varios medios de comunicación, tanto tradicionales como en redes sociales.

Pecando de inexperto, que no lo es, López Mena había comprado sin dinero, la agenda de periodistas locales que insistían en corroborar un rumor de radio pasillo que hablaba de las supuestas renuncias de dos secretarios importantes en el gobierno del cambio.

Tratando de esquivar los “sliders” de los reporteros, el Secretario de Gobierno cayó redondito y confirmó así, raspadito, que ambos funcionarios había presentado la renuncia al gobernador del estado y este había aceptado.

Adelantado López Mena, pues aunque esto será sin duda cierto en los próximos meses, pudo esgrimir las preguntas diciendo que tanto Vergara como Ricalde, tendrían 90 días para separarse del cargo si así lo deseaban en busca de otros derroteros políticos, no lo hizo y regó el tepache.

La respuesta fue inmediata por parte de los secretarios de Sefiplan y  Desarrollo Social, negando tal afirmación, reconociendo ambos aspiraciones políticas pero confirmando que siguen por lo menos hasta hoy, firmes en sus respectivas encomiendas.

Es un hecho que tanto Juan Vergara como Julián Ricalde, se separaran de sus cargos, eso es bola cantada, tratando de conciliar posiciones federales, los dos fueron palomeados por partidos políticos y el gobernador Carlos Joaquín seguramente dará o dio su anuencia.

Ésta respuesta de los secretarios aludidos, obligó a que por la tarde, Francisco López Mena, desmintiera lo que dijo y al puro estilo de la chimoltrufia, dijo que no dijo lo que dijo, vaya hasta parece trabalenguas, que como siempre los periodistas lo mal interpretaron, porque aunque sonó que si dijo lo que dijo, él pensó otro cosa, válgame Dios, pues sí, ahora los reporteros tendrán que ser adivinos.

Hasta les puso a los muchachos de la prensa la grabación que para su mala fortuna confirmaba su desacertada como adelantada declaración, y haciéndole de abogado “balín” cambió el concepto de sus palabras, algo común en esa tribu, los periodistas solo se vieron uno a uno con cara de sorpresa, como diciendo ¿What?, no soltaron la risa por respeto a la investidura.

Lo cierto es que el Secretario de Gobierno de Quintana Roo, Francisco López Mena evidenció que requiere a la voz de ya, un buen entrenamiento de medios, para que los periodistas locales no lo anden chamaqueando y después se tengan que retractar de sus dichos.

Por cierto secretario, en el Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo hay expertos que lo pueden ayudar en esos menesteres, eso sí, no son barateros, pero ¡son del rancho!

Y mire, ya en estos temas de los destapes, le puedo comentar que además de Juan Vergara  que buscará, se dice, en mancuerna con el secretario general del PRD, Carlos Montalbán, la diputación federal y de Ricalde Magaña que también pide mano en ese mismo partido del sol azteca, también en breve estaría pidiendo licencia que no renuncia, el alcalde del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Luis Torres Llanes, él también quiere ser diputado federal.

Otro que posiblemente renuncie, es el secretario de infraestructura, Jorge Portilla Manica, pues su corazoncito también suspira por un cargo de elección popular, aunque el cómo Ricalde, ya tienen en esos temas, dolorosas derrotas.

En fin, varios se quedaran en la orilla, no hay muchos huesos para roer.

Deja un comentario