Clic Para Compartir

Quintana Roo: Las enseñanzas de Misael Pacheco

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 12 agosto 2017 a las 3:28 pm

Graciela Machuca—

Amén de su solidaridad, su afable sonrisa y su imborrable huella laboral, Misael Pacheco López nos dejó un legado doloroso que debemos asimilar como gremio periodístico en Quintana Roo.

Egresado de la UNAM –estudió cinematografía–, a sus 50 años Misael nos abandonó; las circunstancias ayudaron a hacerlo, pues luego de 22 años de antigüedad, después de estar en la Secretaria Particular, fue a dirigir el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS) por decisión del gobernador Mario Villanueva Madrid.

Víctima de una enfermedad que afectó básicamente su hígado desde hace dos años por lo menos, Misael se desempeñaba como asesor. Su estado de salud ameritaba constante vigilancia médica de alta especialidad, y su responsabilidad le exigía cumplir con su encomienda.

Pero llegó el “cambio” a finales de agosto de 2016, y con el argumento de que no se le encontró realizando su función, el equipo de transición que recibía el SQCS encabezado por Fernando Mora decidió solicitarle la renuncia, y con esto no solo afectó su único ingreso, sino también su acceso al ISSSTE donde se atendía médicamente. Y Misael se quedó sin ingreso por casi dos meses y sin dinero para conseguir sus medicamentos, hasta que lo reinstalan a mediados de octubre con una categoría y sueldo ínfimos y sin derecho al ISSSTE, bajo el esquema de contratos; ahí fue donde se vio la inminente caída física y anímica de nuestro estimado compañero.

Algunos empleados del SQCS sienten como el pasado tres de febrero cuando festejaron el aniversario de la institución, en el estudio “A” donde se llevaría a cabo el evento oficial, estaba Misael sentado, y lo mandaron quitar del lugar que le correspondía para cedérselo a la mujer de Oscar Cadena que nada tenía que hacer ahí, porque Misael era de casa en el festejo que debió ser para los trabajadores. No fue así, pues a ellos los metieron en una oficina con cristales para ver pasar al gobernador Carlos Joaquín que contemplaba una galería de fotos que la directora Martha Silva mando instalar de cuando fue conductora de la TV (un auténtico tributo al ego) y los trabajadores la vieran en una televisión.

En el discurso Martha Silva mencionó a todos los ex directores menos a Misael. No mencionarlo, después de haberlo quitado del lugar que le correspondía, dolió mucho a varios compañeros, porque fue como ocultar al enfermo a los ojos del gobernador, tal vez con la idea de que no le solicitara algún apoyo médico. Con esto quedó clara la falta de voluntad política y sensibilidad humana del equipo que rodea al gobernador.

Ahora bien, al final y bajo la presión unánime del gremio se comprometieron a apoyar ya en la etapa terminal, lo que resultó ser a medias y con síntomas de mezquindad ¿Misael en estas semanas nos tuvo a todos? Eso que lo responda cada uno, más allá del muro del Facebook.

El próximo lunes las cenizas de Misael Pacheco serán llevadas a las instalaciones del SQCS para que sus compañeros le rindan homenaje en la que fue su casa. Mérito de aquellos con los que compartió la vida laboral y forjó una valiosa amistad.

Lo cierto es que hoy está otro compañero en estado crítico y los periodistas en este estado seguimos sin un esquema de protección que incluya nuestros gastos esenciales para enfrentar una enfermedad crónica degenerativa grave y un funeral digno. Ese es tal vez el dolor más grande que Misael nos deja y que no debemos olvidar como gremio.

Deja un comentario