Clic Para Compartir

A TIRO DE PIEDRA: MUJERES Y VIOLENCIA, LA REALIDAD SIN DISCURSO

En la sección Mujeres por el 10 marzo 2017 a las 10:44 am

A TIRO DE PIEDRA

MUJERES Y VIOLENCIA, LA REALIDAD SIN DISCURSO

La mujer tiene un solo camino para superar en méritos al hombre:

 ser cada día más mujer

Ángel Ganivet

Julian Santiesteban

La violencia política contra la mujer en Quintana Roo es una realidad que no la oculta discurso o evento alguno, y ayer, que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, ocurrió uno de los ejemplos más emblemáticos, pues mientras en Chetumal todo era evento, discurso, boletín y fotografía oficial reconociendo a “destacadas mujeres”, desde el Senado de la República, una consejera electoral de esta entidad lanzaba una exigencia de justicia, para que se sancione a quien por dos años la ha violentado con la complacencia total de las autoridades locales. Cosas de la democracia nacional.

Claudia Carrillo Gasca, consejera del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), ha logrado fallos en su favor por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para que los magistrados del Tribunal Electoral local y algunos de sus compañeros consejeros sean investigados por la violencia política a que ha sido sometida, situación que señaló ayer en el Senado, en una rueda de prensa encabezada también por el senador Daniel Ávila Ruiz, destacando la solicitud de juicio político en contra de Víctor Vivas Vivas.

Pero además, mientras los diputados de la XV Legislatura local no terminan por presentar su agenda  –a 7 meses de asumido el cargo-, la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña se les adelantó y presentará una iniciativa para modificar diversas normativas estatales para sancionar la violencia política contra las mujeres. Esos son los actos trascendentes que transforman a la sociedad, no los eventos que “reconocen” a las destacadas mujeres. Esos son actos que sirven solamente para el porte de guayaberas de lino y vestidos vistosos; para el abrazo y la sonrisa en la fotografía; para el boletín y el discurso; aunque al día siguiente la realidad siga lacerando la vida diaria y el desempeño profesional de las demás féminas, aunque esas no sean “destacadas.”

Y si, los esfuerzos de las mujeres por construir un entorno más igualitario debe reconocerse. Carrillo Gasca y Fernández Piña viven o han vivido en carne propia la violencia política; pues la consejera ha sido atacada por la presidenta del Ieqroo, Mayra San Roman Carrillo Medina; por el magistrado presidente del Tribunal Electoral local, Víctor Vivas Vivas; por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Carlos Lima Carbajal y por múltiples funcionarios electorales, con actos intimidatorios y desplegados en la prensa –enviados desde el Ieqroo, of course-; sin que hasta ahora nadie ni nada remueva a los imputados del cargo que ostentan.

Por su parte, Laura Fernández Piña fue agredida políticamente antes de ser presidenta, al difundirse llamadas en las que su propio primo, Fabián Vallado Fernández, ex delegado de Sedesol en la época de Roberto Borge Angulo, la insultaba con total complacencia junto con el ex delegado estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ulises Ruiz Ortiz, actos que quedaron también impunes; de ahí que destaque aún más la iniciativa a presentarse.

En general, la conmemoración del Día Internacional de la Mujer sirve año con año para la complacencia o la crítica; para el alabo fatuo o los señalamientos puntuales, pero sobre todo para mostrar las profundas diferencias surgidas a partir del género. Ojalá y algún día sirva para destacar que esas cuestiones eran cosa del pasado y no una lamentable realidad.

En México, desde 2015 ya existe un protocolo de violencia política de género que ha permitido conocer casos como el de la consejera Claudia Carrillo, pero desgraciadamente no hay normatividades que sancionen dichos actos que se siguen cometiendo en contra de las mujeres;  Quintana Roo tiene también sus particularidades, y aunque tiene la enorme oportunidad de estar iniciando una administración estatal que –parece- quiere atender las asimetrías sociales, aún no atiende de manera efectiva el tema de los feminicidios ni hay alerta de género decretada.

Así, pendientes hay, avances también. Vaya esta aportación como reconocimiento a los esfuerzos de Carrillo Gasca y de Fernández Piña, aunque emanados de lamentables episodios personales, por trabajos así es que las mujeres han logrado reivindicar sus derechos. El relumbrón de la conmemoración, los discursos, las fotografías y boletines oficiales –y por supuesto los eventos para lucir guayabera y vestidito-, que sirvan para el lucimiento frívolo de quien promete sin cumplir; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Como siempre, le dejo notas que fundamentan lo expresado.

Deja un comentario