Clic Para Compartir

Leyendas del Mayab: “La Xtabay”

En la sección Cultura por el 10 febrero 2014 a las 5:59 pm

1899520_262473827249565_144291256_o

Marcelo Jimenez

La leyenda de la X, Tabay sigue acaparando la atención de los hombres pues se dice que en la espesura de la selva merodea una hermosa mujer que con sus dulces encantos seduce al más valeroso de los hombres.

Los más antiguos pobladores de la zona maya dicen que la mujer seduce y hechiza con sus más nobles encantos a cuantos hombres se les atraviese por su camino pues tiene unafenomenal belleza e incomparable aroma que atrae a cualquier incauto.

La leyenda de la X Tabay, es una tradición popular que la gente cuenta, sobre todo cuando hay una noche de luna llena y que llama la atención, porque sus hazañas cometidas con los hombres son por demás espeluznantes y llenas de misterios.

En la espesura de la selva rodeada de montículos y pirámides mayas, el olor a hierba es perceptible desde cualquier punto del horizonte, hay que recorrer varios kilómetros a pie dentro de lo más espeso de la selva para dar con La Casa del Jaguar “Balam Naj”. Ahí muy cerca se halla esta hermosa mujer que con sus dulces encantos y exuberante belleza atrae al hombre más recio. La X Tabay, representa un ser poderoso que durante la noche de luna llena se trasforma en una bella mujer y después en un horripilante monstruo que devora con pasión desenfrenada a los hombres.

En la Zona Maya circulan espeluznante leyendas en el que se dice la mujer atrae a los mas osados e incautos viajeros que para su mala suerte son alcanzados por la noche en lo mas tupido de la selva en solitarios parajes o en pedregosos caminos para ser devorados con pasión desenfrenada y en un delirio sexual extenuante, hasta matarlos.

La “X-Tabay”. Según la describen los viejos chicleros, es una mujer alta de gran belleza y vestida con blanco hipil, tiene suelto el largo y sedoso cabello azabache que le llega más debajo de la cintura y unos grandes y enigmáticos ojos negros, su boca es pequeña de labios carnosos y sombreados por fino bozo que le da un fuerte atractivo sexual.

Su cuerpo es fino y esbelto de delgada cintura y altos pechos, pero el largo hipil oculta la extremidad derecha, convertida en pata de pavo y la izquierda en pata de chivo.

Cuentan también los ancianos del pueblo que cuando la “X-Tabay” se siente en peligro, se transforma en larga serpiente de color verde que le llaman “Chaycan” y en ágiles saltos se pierde entre la fronda. Generalmente se le encuentra entre las ramas del “Yaxché” que es su árbol favorito.

Los abuelos dicen que si al caminar por la espesa selva alcanza a escuchar un entraño andar y siente un raro estremecimiento, agilice el paso sin mirar hacia atrás ya que, si lo hace podría quedar encantado con una sola mirada de la X –Tabay y en ese momento perdería la voluntad e irremediablemente quedaría atrapado por le pasión y seducción de la mujer que lo llevaría hacia su morada en donde entre un desenfrenado acto de placer perdería fatalmente la vida.

Deja un comentario