Clic Para Compartir

Incumple gobierno mexicano sentencia internacional por asesinadas en Juárez

En la sección CLADEM por el 15 mayo 2013 a las 8:10 am

El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) denunció este jueves que el gobierno mexicano está lejos de cumplir cabalmente la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso conocido como Campo Algodonero, en el que se le juzgó por los asesinatos de tres mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Desde nuestro punto de vista no se ha cumplido, no hay una voluntad política ni señales que nos hablen de un proceso de implementación” de la sentencia, aseguró la abogada mexicana Ángeles López García, integrante de CLADEM y encargada por esta red internacional feminista de dar seguimiento al caso.

Junto con la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) e Irma Monreal, familiar de una de las víctimas, CLADEM fue copeticionaria ante la Corte Interamericana en el caso de Laura Berenice Ramos Monárrez, Claudia Ivette González y Esmeralda Herrera Monreal, jóvenes que fueron asesinadas y sus cuerpos abandonados en un campo algodonero.

El 16 de noviembre de 2009, la Corte Interamericana emitió una sentencia contra el Estado mexicano, declarándole culpable de no garantizar la vida, integridad y libertad de las víctimas del caso; de impunidad contra las víctimas y sus familiares; de discriminación; de violar los derechos de las niñas relacionadas con el caso, y de violar, mediante hostigamiento, la integridad de familiares de las víctimas.

La sentencia incluyó 16 disposiciones para que el Estado mexicano reparase el daño, como el investigar y sancionar a los funcionarios acusados de irregularidades, la creación de una base de datos sobre desapariciones y homicidios de mujeres, estandarizar los protocolos y manuales de investigación de este tipo de delitos, adecuar sus programas de atención a víctimas, entre otras.

“Independientemente de los puntos de la condena, lo que nos parece muy importante es el cumplimiento de los argumentos y los razonamientos que hace la Corte”, agregó la abogada, quien recordó que a partir del caso de la desaparición del luchador social Rosendo Radilla, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estableció que las sentencias de la Corte son obligatorias para el Estado mexicano.

“Tenemos diferencias con las autoridades, pues creen que cumpliendo algunos de los puntos de la condena ya cumplieron; para nosotras, los Estados deben desarrollar un proceso de implementación” de la sentencia, explicó Ángeles López en entrevista durante el seminario internacional “Incidencia en red: el desafío que los Estados cumplan con los derechos humanos de las mujeres”, en esta ciudad.

Un punto a cumplirse por el Estado mexicano son las llamadas garantías de no repetición: “significa que no tendría que haber un feminicidio más, una desaparición más, un ataque de violencia sexual más”, pero el gobierno mexicano aún no llega siquiera a la reflexión sobre una estrategia preventiva para evitar esas formas de violencia contra las mujeres, explicó López García.

A la fecha “tenemos muy pocas sentencias condenatorias por feminicidio, los procuradores dicen que estamos en los estándares normales”; tampoco se han aplicado las órdenes de protección a víctimas, pese a ser una obligación constitucional, ni planes preventivos serios “basados en derechos humanos, con mecanismos jurídicos y no planes donde te recomienden salir con tus amigas o cerrar bien la puerta”, dijo.

Antes, en su participación en las mesas de trabajo, la abogada jalisciense de CLADEM Alejandra Galarza expuso que el Estado mexicano tiene pendiente el cumplimiento de la sentencia del caso Campo Algodonero, e hizo hincapié en que desde 1993 se han incrementado los asesinatos contra mujeres en esa ciudad, influenciados por una cultura de discriminación hacia las mujeres.

Asimismo, puso sobre la mesa que México atraviesa un contexto de violencia muy grande y que la desaparición de niñas y mujeres va en aumento, con Jalisco a la cabeza.

Indicó que una de las líneas de trabajo de CLADEM en México en relación al feminicidio es lograr que se apliquen protocolos de actuación a víctimas de violencia, porque lo importante no es tipificar y castigar el feminicidio, sino prevenirlo de manera efectiva.

CLADEM es una red feminista que trabaja para contribuir a la plena vigencia de los derechos de las mujeres en la región, utilizando el derecho como una herramienta para el cambio.

El seminario internacional “Incidencia en red: el desafío…”, que concluirá este viernes con una declaración política, inició el 7 de mayo en la ciudad de México con la participación de especialistas de América Latina, África, Asia y Europa que se reúnen para analizar experiencias que han logrado incidir sobre los gobiernos para el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres.

Deja un comentario