Clic Para Compartir

Un gobierno dadivoso…declaraciones y comunicados

En la sección Diez Comunicación por el 3 enero 2013 a las 7:31 am

A Reserva

Un gobierno dadivoso…declaraciones y comunicados

Bárbara GARCÍA CHÁVEZ

Llega el fin de año y los ánimos se exacerban cuando por costumbre se tiene en este tiempo hacer un recuento del año y  revisar los saldos de lo que atañe a cada quien y al grupo al que se pertenece. También claro, se hacen listas de lo que se espera hacer en el año venidero y, por supuesto, casi seguro que habrá regalos que son casi siempre menos de lo que esperamos recibir, sobre todo cuando quien los da solo cubre un trámite de cortesía y los buenos deseos se traducen en intenciones que incluso, a veces, ni siquiera se vislumbran como realidades.

Es el caso de los gobernantes, por lo menos de muchos de ellos, como pasa en Oaxaca, que en su aspiración de comportarse políticamente correcto, el gobernador al parecer dio la orden expresa a sus funcionarios –en masculino, porque hay que recordar que en su gabinete no existen las mujeres, salvo claro, la contralora del estado, la excepción-, y todos están muy apurados en mostrar sus “logros” a través de los medios de comunicación como regalitos navideños o la lista de sus buenas acciones del año que termina, o los buenos deseos que aseguran se volverán acciones en el año venidero, desfachatadamente esperan si no quedar bien con el pueblo al que “gobiernan” por lo menos no quedar tan mal.

Los intereses políticos suelen hacer piruetas y maromas en estas fechas de esperanza y tolerancia; los actores del quehacer público se derraman en falacias y promesas, entre ellos intentan competir en acciones inciertas o cuando menos inconclusas o disfrazadas, pretendiendo que exista lo inexistente por el solo hecho de su publicación, lo que resulta aún más impúdico y afrenta la inteligencia social.

Pudiera pensarse que todas estas declaraciones mediáticas que resultan embustes públicos no son inocuas, mantienen un alto grado de perversidad política mezclada con oscuros intereses electorales e insanos objetivos en la permanencia del poder; no se debe olvidar que el 2013 en Oaxaca, otra vez, habrá elecciones.

Bastaría revisar la prensa escrita y los medios electrónicos para corroborar lo dadivoso del gobierno estatal y hacer de tripas corazón al contrastar con la realidad que en Oaxaca se percibe desde la ciudadanía común.

Hace algunas horas fue publicado un boletín más del director general del Instituto Estatal de Educación para Adultos, Rogelio Rodríguez Ruiz, en el que afirma “… este año logramos superar en más del 23 por ciento, en comparación con 2011, la atención educativa, lo que nos permite avanzar de manera sostenida en el combate del rezago educativo en la entidad”. Siento contradecirlo, la realidad es que Oaxaca ocupa el tercer lugar nacional por el número de personas analfabetas (16.9 por ciento), sólo superado por Chiapas y Guerrero, de acuerdo con el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, el porcentaje nacional de analfabetismo es de 6.31 para hombres y 8.89 para mujeres, pero en Chiapas, Guerrero y Oaxaca es superior al doble. Otra mala noticia es que los porcentajes de analfabetismo han permanecido casi estáticos a lo largo de una década: 40 por ciento varones, 60 por ciento mujeres.

Por cierto, en relación a las últimos y exageradas declaraciones del gobernador referente a su mentado e inocuo año de la no violencia contra las mujeres, ocurrencia a la que se unió la “independiente” directora del IMO, Anabel López Sánchez, hay que señalar que en Oaxaca continúa  la deserción escolar femenina, las causas son la desigualdad y están también relacionadas con la condición de género, una muy común entre las adolescentes y jóvenes es el embarazo, y la otra más frecuente es la violencia.

De la Secretaría de Desarrollo Social y Humano comunica  que “…las principales aportaciones de cada uno de los proyectos se han direccionado a fortalecer la cohesión social, las formas de organización, empleo, igualdad entre hombres y mujeres, y la transferencia de conocimientos, con el propósito de detonar y mejorar la calidad de vida de cada una de las comunidades beneficiadas”, parece que las organizaciones sociales no opinan lo mismo, sobre todo aquellas que de alguna manera son críticas del gobierno actual, o bien las que no pertenecen a los partidos aliancistas, sino ¿por qué las contínuas manifestaciones? Asimismo, los programas para mujeres son absolutamente inequitativos y revisten grados de conservadurismo conceptual que requisitan a las beneficiarias con criterios discriminadores.

Tal vez las declaraciones más indignantes son las que se refieren al programa “bienestar” “…La estrategia de asistencia social Bienestar, considerada como la columna de la política social en la administración del Gobernador Gabino Cué Monteagudo, ha beneficiado a la fecha a un millón 400 mil oaxaqueñas y oaxaqueños en situación de vulnerabilidad, destinando para ello una inversión superior a los mil 400 millones de pesos…”

No puede referirse más que a su manoseado programa de uniformes gratuitos, en la que da cuenta haber entregado un millón 950 mil uniformes, además de 500 mil paquetes de útiles escolares en cinco mil 981 escuelas. Lamento contradecir sus cifras engañosas, el recuento es incorrecto, lo que se entregaron fueron vales para uniformes, que cuando se pretendían canjear los afortunados concesionarios entregaban lo que a ellos les parecía que la madre beneficiada podía aceptar; es decir, a quien se veía más necesitada, en consecuencia más vulnerable, se le engañaba, defraudando sin ningún escrúpulo a la usuaria y por supuesto al estado que no implementó ninguna medida de vigilancia y control; un regalito más pero para el empresario amigo.

Y qué decir de las publicaciones recientes que alardean de la seguridad en el Oaxaca, llagan a grados prosaicos al afirmar que estamos en los primeros lugares de estados seguros, no son sino declaraciones chanflonas e insultantes, cuando es sabido que más de la mitad  de la población, o sea las mujeres, hemos vivido estos dos últimos años en las peores circunstancias de inseguridad, como lo afirmó la misma funcionaria federal, titular de la Conavim que ha estado codo a codo con el gobernador en Oaxaca, alentando sus ocurrencias y ahora da cifras escalofriantes, resultado de estadísticas formales  “…De acuerdo al Estudio de los Factores que Producen y Reproducen la Violencia contra las Mujeres, elaborado en el primer semestre del 2012 por la Comisión Nacional Para la Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres de la Secretaría de Gobernación Oaxaca, Guerrero y Chiapas se ubican en los primeros lugares a nivel nacional de violencia estructural hacía las mujeres. La violencia está presente en Oaxaca y se ve reflejada en estado civil, social, religión, edad, condición étnica..”

Y si hablamos de la inseguridad en el ejercicio del quehacer periodístico, que muestra una faceta más de la inseguridad que se vive en Oaxaca, que según cifras de la ONU ocupa los primeros lugares en agresiones contra periodistas. La seguridad entonces es un asunto pendiente, otra promesa sin cumplir.

Lo que sí es bien cierto y lo probamos día a día, sobre todo en las calles de la capital oaxaqueña haciendo un buenaventura politic-tour, que empieza por el palaciego centro de la alta burocracia, lugar donde dicen que trabajan algunos funcionarios en ostentosos aposentos, recientemente remodelados con maderas finas y lujosos tapices, ahí se mueven y disponen las preferidas del monarca Cué y se deciden los destinos del pueblo, no sin antes haberse clasificado en primera, segunda y tercera clase… mujeres e indígenas son aparte.

No debe faltar  la visita a las calles de la reconocida agencia San Felipe del Agua, donde altos funcionarios, los de antes y los de ahora,  compran sus terrenitos y residencias que se evalúan en decenas de millones de pesos, de ahí desde sus nuevas y fachendosas mansiones, rodeadas de guaruras y equipadas con alta tecnología, pueden observar a quienes consideran su conquista, el linaje inferior.

Según el pasado informe de gobierno de Gabino Cué, la pobreza en Oaxaca disminuyó el 20 por ciento, dato sin sustento serio, y el que solo se presenta como muchos otros datos que informa, sin referentes que den certeza, pretendiendo como los dogmas que aspiran al acto de fe; lo que si aumentó sin recato es la petulancia insólita con la que actúan los muy cercanos al gobernador, esos millonarios habilitados funcionarios por obra y gracia del compadrazgo con el gobernador ciudadano, el del cambio, dan cuenta de los primeros dos años de administración y la tremenda plus valía en beneficio del secretario de Salud Germán Tenorio Vasconcelos; Gerardo Cajiga Estrada,  secretario de Finanzas, Jorge Castillo Díaz, ahora representante del gobierno de Oaxaca en México; Alberto Vargas Varela, secretario de Administración; José Zorrilla de San Martín, secretario de Turismo y Economía; Marco Tulio López Escamilla, secretario de Seguridad Publica; Netzahualcóyotl Salvatierra López, titular de la Secretaría de Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial, todos ineficaces servidores públicos que han adquirido para ellos, familiares y amigos lujosos vehículos blindados, casas en Oaxaca y en el extranjero y hasta cambiaron de aviones por unos más recientes, esa es la primera clase política de Oaxaca en el gobierno de la paz y el progreso.

Los funcionarios de segunda o de medio pelo como los nombra una influyente secretaria palaciega, son los que se denominan izquierdosos, de las filas del PRD, MC y PT, revolucionarios arrepentidos o cuando menos bien acomodados luciendo largos abrigos “soviéticos y fumando costosos habanos adquiridos en su reciente viaje a Cuba, bajando fastuosamente de sus nuevas y potentadas camionetazas blancas; funcionarios grises y opacos, cuestionados por propios y extraños y que sin duda resultan de pena ajena: Lenín López Nelio y Daniel Juárez López.

Esos son para las y los oaxaqueños los obsequios y las promesas que nos regalan desde el gobierno del cambio, el que no trasciende ni permea en la democracia, del que se esperaba tanto y solo ha asegurado decepción y desesperanza. Empieza otro año y no queda más que el beneficio de la duda…

Canalgentelibre.com

Deja un comentario