Clic Para Compartir

El nado y sobreexplotación con tiburón ballena podría no durar mucho en Isma Mujeres y Holbox

En la sección Medio Ambiente por el 19 julio 2012 a las 5:49 am



ISLA MUJERES, 18 de julio.- Empresarios de Isla Mujeres señalaron que la falta de vigilancia y la masificación del paseo para el avistamiento y nado con el Tiburón Ballena, así como el abaratamiento de este, han ocasionado que en estos momentos se esté dando una sobre explotación de este atractivo natural, el cual es mayormente comercializado por las grandes agencias de viajes que se encuentran en Cancún y la Riviera Maya, mismas que fijan su ganancia hasta en un 40 por ciento, lo que lesiona la economía de los permisionarios, quienes son los que invierten en gran escala para dar este servicio, que también lo realizan un sinfín de embarcaciones piratas que no cuentan con el permiso de Semarnat.
En este sentido el empresario hotelero Gerardo Magaña Barragán, quien ya cumplió 66 años de vida en Isla Mujeres, aseguró que si las autoridades responsables en el ordenamiento de esta actividad no trabajan con ética y apasionamiento en lo que hacen, se corre el riesgo de que este atractivo natural se pueda perder por completo, lo cual representaría un duro golpe para este destino turístico, pues perdería uno de sus atributos que lo proyecta internacionalmente a todo el mundo. 
Indicó que es necesario reorganizar y reorientar la actividad del avistamiento y nado con el Tiburón Ballena, por lo que la Semarnat debe de dejar de otorgar concesiones a diestra y siniestra, así como también tiene que mantener una estrecha vigilancia en mar abierto, donde actualmente un sinfín de embarcaciones piratas llevan acabo esta actividad sin que nadie les diga nada.
Asimismo fue enfático al señalar que el abaratamiento de la tarifa de esta actividad ha provocado que se de una masificación, lo que deriva en que en un solo punto de esta inmensidad marina, se aglutine hasta 80 embarcaciones, pues tanto los permisionarios como los barcos piratas salen en búsqueda del Tiburón Ballena, es por ello que seria conveniente tasar un precio fijo que todos los prestadores de servicios náuticos respeten, para que no se malbarate el paseo para el avistamiento y nado con este enorme pez.
Es por ello que manifestó que aun se esta tiempo para evitar que se pierda por siempre este atractivo natural, por lo que es ahora o nunca para hacer algo al respecto, pues en dos años más, muy probablemente ya no se podrá revertir el daño que actualmente se le hace al habitad del Tiburón Ballena, con la sobre explotación que se realiza por la masificación de esta actividad, misma que debería de ser mejor cobrada para que así se pudiera ganar sobre la calidad de servicio y no por el volumen.
Por su parte el presidente de la Canirac de Isla Mujeres, Juan Carillo Figueroa, preciso que hay dos situaciones que se presentan actualmente con el paseo para el avistamiento y nado con el Tiburón Ballena, de las cuales la primera de esta es el abaratamiento de esta actividad, debido al gran número de concesiones que la Semarnat ha otorgado a los permisionarios, mismas que rebasan las doscientas, mientras que el otro se enfoca a la falta de visión para hacer que este tours se convirtiera en uno condicionante para que aumente la ocupación hotelera, mismas que es la que provoca la verdadera derrama económica en la ínsula.
Explicó que en vez de abaratarse el precio de esta actividad este se hubiera incrementado gradualmente, los beneficios económicos para este destino turístico serian mayores, pues la generación de recursos permearía a todos los sectores y no a unos cuantos como actualmente sucede, lo cual se hubiera logrado con el posicionamiento de este lugar como punto de partida para el paseo del avistamiento y nado del Tiburón Ballena, situación que aumentaría el número de pernoctas.
De igual forma el presidente de la Canaco de Isla Mujeres, Javier Ortiz Solís, comentó que el abaratamiento del precio de esta actividad ha provocado que un gran número de personas contraten este servicio, situación que ocasiona que en un solo punto en el mar se concentren muchas embarcaciones, lo que a la larga repercute en el habitad del Tiburón Ballena, atractivo natural que siempre ha sido propio de la ínsula, por lo que seria bueno que todos los permisionarios tasaran un a tarifa, la cual en vez de ir bajando se incremente gradualmente, para que todos los que realizan este paseo se vean beneficiados.
Señaló que actualmente las agencias de viajes que operan en Cancún y la Riviera Maya son las únicas que se han visto beneficiadas con los incrementos de las tarifas que se manejan actualmente en ambos lugares, pues muchas veces estas empresas condiciona a los permisionarios el precio que les van a pagar, debido a que hay un excesivo número de concesiones, lo que permite asignarle servicio al mejor postor, por ello los únicos que salen ganado son los que comercializan el paseo para el avistamiento y nado con el Tiburón Ballena.

Particulares afectan al tiburón ballena


ISLA DE HOLBOX, LAZARO CARDENAS, 17 de julio.- El coordinador municipal de Turismo, Limbert Zapata, sostuvo que en la isla de Holbox no existe sobreexplotación del tiburón ballena, sino que la principal preocupación se debe a la presencia de yates particulares que no saben maniobrar en la zona de avistamiento y están causando daños a los animales.
Esto puede ocasionar que los cardúmenes de tiburón ballena ya no se acerquen más a las costas de la isla de Holbox y provocar afectaciones considerables a quienes dependen de la derrama económica que deja el acudir a nadar con los mansos animales.
El funcionario sostuvo que por pertenecer al área protegida de Yumbalam, la misma Conanp y los permisionarios optaron por crear un reglamento para el avistamiento del tiburón ballena, a fin de cuidar esta especie y no verla como una máquina de hacer dinero.
Entre el reglamento existen tres puntos principales, el llevar chaleco obligatorio en los barcos y no más de siete turistas en lanchas de 25 pies de eslora, el segundo, que sólo pueden bajar dos turistas a la vez para nadar a no menos de tres metros de distancia del tiburón ballena.
Además, existe otro reglamento que determina que los bloqueadores solares que utilicen los turistas deben ser biodegradables con el agua, a fin de no dejar afectaciones al tiburón ballena ni a su hábitat.
El coordinador municipal de Turismo sostuvo que en esta temporada de avistamiento del tiburón ballena al día acuden alrededor de 12 lanchas, que en promedio hacen unas cien personas que acuden a los puntos donde se ubican las ballenas, que es entre Isla Contoy, Cabo Catoche y Boca Nueva.
Los fines de semana, externó, acuden unas treinta lanchas y sólo lo hacen una vez, puesto que de Holbox a la zona de avistamiento se hace por lo menos dos horas de viaje, de modo que ya no se pueden hacer más viajes al día.
El funcionario dijo que la preocupación de los lancheros son los yates particulares y, sobre todo, la ausencia de la Profepa que no llega a la zona de avistamiento, para vigilar incluso que se dé cabal cumplimiento al reglamento de preservación del tiburón ballena que existe en Holbox.

Deja un comentario