Clic Para Compartir

POSDATA (DISTRITO FEDERAL),

En la sección Diez Comunicación por el 2 febrero 2012 a las 5:35 pm

Un domingo definitivo para Josefina

Sara Lovera

La definición de la candidatura panista podría no ser nada inocente y, en cambio, gravita en un asunto de fondo para el curso y los acontecimientos en México.

No se trata de una mujer que podría ser eliminada de la posibilidad de contender, que también, pero hay mucho más.

Leyendo entre líneas sobre los acontecimientos recientes, he tenido la ocasión de armarme una presunción tremenda: en México gravita la política fundamentalista y atroz, que ha dejado, además, miles de muertos y miles de persecuciones.

La investigación periodística que circula como libro, denominada La Cruzada de Calderón: Su herencia católica: Casa Sobre la Roca y el Nuevo Mapa Religioso en México, revela datos y hechos que nos podrían dar algunas luces ligadas a la cruzada civil por el laicismo y sus implicaciones en la vida de las mujeres mexicanas, pero no solamente sino también sobre las aspiraciones democráticas de todo el pueblo de México liberal y laico, que ha tratado de defender desde la aciaga ocasión de la primera visita de un Papa a México que concluyó con algunas modificaciones al artículo 130 Constitucional, en la época del presidente Carlos Salinas de Gortari, hasta la inminente visita del actual Papa y la coincidente reforma al Artículo 24 constitucional (todavía no aprobada por la Cámara de Senadores).

Me parece que ha crecido el tejido del conservadurismo religioso, tanto como nos asustamos por la reparación de una capilla en la casa presidencial de los Pinos, durante el gobierno de José López Portillo y, como me diría un amigo, los miles y miles de priistas que van a misa, son padrinos de bautizos y bodas, y viven conspirando contra la tradición liberal de este país. Hoy pueden gobernar y decidir desde ahí, sobre políticas públicas, planes de gobierno y leyes. También sobre represiones y persecuciones a los “pecadores” o “pecadoras”.

El reportaje-libro escrito por el periodista Rodolfo Montes, revela hasta donde Calderón ha desarrollado lo que él mismo llamó una “guerra santa” contra el narcotráfico, a través de un proyecto fundado en sus creencias, que van mucho más allá de la natural preocupación de hombre de Estado.

El libro indaga profundamente sobre un hecho sucedido el 3 de noviembre de 2006, donde Calderón como presidente electo, se reunió con el grupo religioso denominado Casa Sobre la Roca, donde dijo un discurso en el que aseguró a los participantes que “Dios le había encomendado la misión y la orden de luchar contra el flagelo del narcotráfico”. Su discurso calificado como mesiánico por el autor, mostró a Calderón como una especie de iluminado y les pidió a los invitados que oraran por él.

El periodista tomó este hecho como punto de partida, para documentar cómo y desde qué ángulo ha actuado este señor. Detrás de las estrategias de combate al crimen se halla, dice Montes, “un inquietante fundamentalismo religioso que atenta contra el carácter laico del Estado”. En la introducción del libro Bernardo Barranco, reconocido especialista en temas religiosos, explica los pormenores del papel que desempeñan grupos pentecostales de la clase alta en México.

Y aunque parezca novelesco, el señor Calderón y su esposa Margarita Zavala se han convertido en pilares de esa cruzada fundamentalista que está atrás de decenas de propuestas, acciones -nos tocó a las mujeres con las modificaciones constitucionales al limitar el derecho a la interrupción legal del embarazo-, tiene inversiones para trabajar con las poblaciones y está convirtiendo al país en uno “cristiano” fundamentalista, capaz de arrasar con quienes se le opongan. Esta es la gravedad.

Teniendo a mano el documento, quiero ligarlo con el perfil religioso-fundamentalista de Enrique Peña Nieto, quien como Vicente Fox, logró del Vaticano la anulación del matrimonio católico de su nueva esposa, conocida como La Gaviota.

Pero no únicamente, también se ha documentado su inclinación profundamente religiosa. Lo que no sería grave, si no estuviera siguiendo los pasos de los políticos que contraviniendo la Constitución, quieren gobernar con su particular punto de vista, su moral y sus principios, sin pensar en la República.

Lo más importante de las revelaciones es que existen vínculos enredados y hasta turbios de Calderón con la Casa Sobre la Roca que es una organización política para religiosa de tendencia sinarquista que se ha expandido por el país de manera notoria en estos tiempos de Calderón y ha operado con significativas cantidades de recursos, tejiendo relaciones políticas y ha influido en iniciativas estatales.

HIPÓTESIS

De ahí me agarro. ¿No será que hay un acuerdo Calderón-Peña Nieto? Y que ese acuerdo signifique que la continuidad la representa Peña Nieto y no alguno de los contendientes panistas que están en la lucha por surgir y cuyo destino se definirá el domingo.

Es por eso que Ernesto Cordero, subordinado totalmente a Calderón, pretende llegar sabiendo que eso enviará al PAN al tercer lugar, según todos los analistas, las encuestas y los pronósticos, puesto que éste agresivo, energúmeno, lanzado a matar a doña Josefina Vásquez Mota, en realidad está actuando a favor del proyecto superior, ese de la continuidad.

Dicen los analistas que Vásquez Mota le lleva 40 puntos de ventaja, pero Cordero y su equipo dicen que habrá una sorpresa y ya se sabe, entre telones, que pretenden hacerle un fraude a Vázquez Mota, porque su candidatura le quitaría votos a Peña Nieto, principalmente.

Es decir, estamos en un tobogán y entretejido oscuro, en el que intereses no claros, de corte mesiánico y fundamentalista, de intereses económicos muy poderosos, más allá de los poderes fácticos, están por encima de nuestra historia, nuestra expectativa democrática y el futuro de los derechos de las mujeres que tanto han costado.

Peña Nieto y Calderón coinciden en un terreno donde no cuenta el sello partidario ¿los priistas progresistas se han derrotado? ¿nadie conoce lo que está pasando? ¿dónde quedaron los estrategas del PRI en su ala liberal? ¿en qué quedó la historia de México? ¿quiénes se han dado cuenta y han preferido callar? ¿llegará Peña Nieto o será un candidato desbarrancado a la última hora?

Montones de preguntas me surgen, me acosan, porque he quedado helada con las revelaciones de Rodolfo Montes y el análisis de Bernardo Barranco, puesto que las fuerzas oscurantistas se están apoderando de almas y vidas, mientras tanto vivimos alegremente la mascarada electoral.

Encima el planteamiento también religioso de Andrés Manuel López Obrador, deja en el camino otras preguntas, porque ya ha desaparecido del mapa nacional cualquier barrunto de izquierda y no parece haber florecido la ansiada socialdemocracia y la justicia social. Todo es cuestión de creencias, guerra santa, lo bueno y lo malo, el espíritu que un día derribó reinos y envió al cadalso a miles de personas en una antigua Europa.

Pero el asunto está ahí. Presente como una serpiente que nos puede asfixiar.

saralovera@yahoo.com

¡Por la Vida y la Libertad de las Mujeres¡ Sara Lovera López Tel: (5255) 55 380299 Cel: (5255) (044 sólo México) 21095271

Ir al sitio web de grupo

Quitarme de la lista de distribución del grupo

Deja un comentario