Clic Para Compartir

Solapa Contraloría fraude por 10 mdp

En la sección Actualidad por el 14 noviembre 2010 a las 7:33 am

Es inaudita la pasividad de la Contraloría Municipal del Ayuntamiento de Benito Juárez que, pese a las denuncias y evidencias contundentes sobre diversos fraudes, no aplica sanción alguna, como si fuera cómplice de las ilegalidades. Y es que ha sido documentado un nuevo desfalco con facturas falsas por 10 millones 147 mil 756 pesos con 33 centavos, cometido presuntamente por la Dirección de Recursos Materiales, el Almacén de Entrada, la Oficilía Mayor y la Dirección de Egresos de la Tesorería Municipal durante el 2009, pero hasta la fecha no hay indagatorias ni supuestos culpables.
Documentos en poder del Quequi ponen en evidencia, de acuerdo a verificación de comprobantes fiscales del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la falsificación de facturas de tres presuntas empresas y el disimulo del contralor municipal, Juan Carlos Gálvez Mújica, para fincar responsabilidades.
Las empresas son: “Guillermo Abraham Macari, R.F.C. AAMG-760725-KW7, proveedor de pinturas selladores e impermeabilizantes a quien la Dirección de Recursos Materiales “le compró supuestos productos por 588 mil pesos, entre agosto y diciembre del 2009”.
Igualmente se encontraron presuntamente apócrifas las facturas correspondientes a “William Náder Slim, R.F.C. NASW540228KUA, proveedor de equipo eléctrico, como lámparas, focos, fusibles, contactos, gabinetes, entre otros, por 178 mil 834 pesos con 33 centavos, presuntamente adquiridos entre marzo y abril del 2009”.
La tercera empresa, cuyas facturas son presumiblemente apócrifas, según la consulta del SAT, corresponden a “Profesional Services, bajo presunto registro de Renata Treviño Joaquín, R.F.C. TEJR 8111081QR, quien presuntamente facturó servicios de hojalatería y pintura por nueve millones 246 mil 960 pesos”.
En este caso se debe puntualizar que de manera burda se especifican servicios millonarios, según los documentos, que hacen evidente el presunto fraude, dadas las cantidades de servicios y montos pagados por ellos.
Por ejemplo, la factura 2097 de Renata Treviño Joaquín, recibida sin fecha por la Oficialía Mayor, pero fechada el 5 de marzo de este año, establece: “11 servicios de hojalatería defensa delantera auto mediano, por dos mil 200 pesos cada una, haciendo un subtotal de 24 mil 200 pesos; ocho servicios de hojalatería cajuela auto mediano dos mil 200 pesos cada una, lo que hace un subtotal de 17 mil 600 pesos.
“Cinco servicios –continúa- de pintura general puerta auto grande, dos mil 750 cada una, subtotal 13 mil 750 pesos; ocho servicios de pintura general defensa trasera auto chico mil 400 pesos cada uno, subtotal 11 mil 200 pesos; cuatro servicios de pintura toldo Pick Up mil 843 pesos con 52 centavos, subtotal siete mil 374 pesos con ocho centavos y cinco servicios de protección de interiores de teflón, mil 140 pesos con 59 centavos cada una con un subtotal de cinco mil 702 con 95 centavos.
El total de la factura con IVA es de 88 mil 608 pesos. De acuerdo a los datos, no se aclara qué números de placas o de vehículos se trata, ni tampoco  establece a qué dependencia corresponden. Basta imaginarse cómo habrían llegado las defensas, “prácticamente echas nudo”, para cobrar dos mil 200 pesos por enderezar cada una; resulta desmedido que por pintar una puerta, por muy grande que sea el auto, se cobre dos mil 750 pesos, cuando un buen servicio no pasa de cobrar un mil 200 pesos y caro”.
Esta factura, la 2097, es sólo un ejemplo tomado al azar de entre 85 copias de facturas de la misma presunta empresa, que suman los nueve millones 246 mil 960 pesos referidos. Casi todos los documentos son por los mismos conceptos y cantidades que van de 68 mil 151 pesos, la número mil 188 y la mayor por un total de 185 mil 911 pesos, la número mil 161.
FUNCIONARIOS SOLAPADORES
Es un fraude mayúsculo a la hacienda municipal, que pese a su magnitud ha sido ignorado por la Contraloría Municipal, como si fuera cómplice de este desfalco, de ahí que, según nuestras fuentes, es muy probable que algunos funcionarios de esta dependencia sí tengan responsabilidad en el mismo, debido a que son cuatro los responsables de investigar y aplicar responsabilidades a los infractores, pero que tal parece son ciegos, sordos y mudos, a saber:
Licenciada Luz María Flores Guerrero, fue contratada con la plaza de director de Auditoria de Obras; según nuestras fuentes posee una camioneta “Tornado” para el servicio oficial a su cargo, pero es más para su servicio personal que para el trabajo. No hace nada en su oficina ni en el campo. Prácticamente es una aviadora”.
Contador Jesús González Guerrero, es director de Auditoria y principal obstáculo para que los auditores ya no revisen las facturas; licenciado Norberto López Espinosa, director de Responsabilidades; más que buscar responsables, se encarga de desvanecer las pesquisas y sobreseer expedientes relacionados con la Tesorería municipal.
Aseguran nuestras fuentes que quien permite todas esas anomalías, y es lógico, es Juan Carlos Gálvez Mújica, contralor municipal, a quien se le acusa de recibir  sobornos por su silencio y mantener callados a sus subalternos, aún cuando los desfalcos sean en perjuicio de la hacienda municipal y la ciudadanía en general.

Clicerio E. Cedillo Quequi Quintana Roo

Tags:

Deja un comentario