Clic Para Compartir

Oaxaca un déjá vu

En la sección Mujeres3, Política por el 14 octubre 2009 a las 6:17 pm

Esta semana tuve el privilegio de encerrarme en la Hemeroteca Pública “Néstor Sánchez” y hurgando en el pasado me encontré con el presente. El periodo que estuve revisando abarcó las décadas de los cuarenta y los cincuenta, 20 años son nada.

Lo que encontré me preocupa. La diferencia entre ese entonces y el ahora es el avance tecnológico tan rápido que muchas veces no lo percibimos. Lo que no cambia somos los seres humanos y la forma en que somos gobernados y permitimos que nos gobiernen.

Las noticias periodísticas de entonces son las mismas de ahora guardadas las proporciones con relación al tamaño de los fenómenos sociales y la influencia de los medios de comunicación que impactan directamente la vida de las personas.

En los escenarios de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado se advertía ya sobre el problema del agua, pero que en la realidad es un problema de los seres humanos. Los medios locales planteaban que era necesario cuidarla y, por supuesto, también se señalaba sobre la escases de ese líquido en la capital del estado, cosa que 70 años después sigue siendo “noticia”. En ese mismo tenor se manifestaba la opinión pública sobre la falta de alumbrado público y la inseguridad, asuntos que hoy siguen vigentes, no sin obviar los problemas de comunicación.

En las primeras planas de EL IMPARCIAL por ejemplo eran comunes las notas sobre actos de violencia contra las mujeres, incluso fueron noticia de ocho columnas, al igual que otros temas como los robos, el trabajo sexual o prostitución y los medios llamaban a las mujeres de la esclavitud sexual, “mariposas”.

Y aunque usted no lo crea en 1956, EL IMPARCIAL publicaba una nota periodística tan común en la actualidad: “Otro jovencito atropellado por un autobús de la línea Choferes del Sur”, el subtítulo tan dramático como los de ahora: “Posiblemente el lesionado sufra la amputación del pie derecho”. En sólo dos semanas, en la capital oaxaqueña dos mujeres adultas fueron asesinadas por las empresas camioneras. La impunidad en los hechos persiste.

Lo que me parece terrible es que durante 70 años en Oaxaca sigamos padeciendo los mismos problemas y que ninguna autoridad municipal o estatal haya podido cambiar el curso de esa historia. ¿Será acaso la ciudadanía se acostumbró a vivir tan mal, generación tras generación? Castigo divino, karma, destino o falta de ciudadanía cada quién deberá sacar sus conclusiones.

Lo que deja el pasado se refleja en el presente. La corrupción ha jugado un papel fundamental en este escenario. Peor aún es la condición del gobernante que creyendo merecerlo todo se sienta en sus laureles mientras los súbditos le traen los tesoros.

Recién el munícipe de Oaxaca, José Antonio Hernández Fraguas, anunció su pretensión de querer ser el candidato del PRI rumbo a la gubernatura y yo preguntaba ¿cómo y con qué? Si de verdad aspira y suspira por la gubernatura tendrá que responder a la ciudadanía que lo cuestiona y tendrá que demostrar que tiene valor suficiente para poner orden en la casa antes de irse.

En la sesión de cabildo de esta semana, las regidoras del Frente Opositor le volvieron a mover el tapete. El munícipe que asegura tener la piel muy dura, no inmutarse ante nada, guarda silencio. Más tarde, sostiene ante una reportera local que lo expresado por las regidoras “era una raya más al tigre”. Por un lado, la respuesta refleja una actitud de desprecio total al trabajo de las regidoras ¿misoginia? y, por otro lado, esa no es una respuesta adecuada de un servidor público que aspira a ser gobernante de un estado. Esas respuestas son muy irresponsables y hasta infantiles y se notan en la no solución de los problemas.

La pregunta de las regidoras del Frente Opositor fue sobre si la empresa Chedraui había pagado la multa que hace meses se le impuso por un indebido derribo de árboles en un terreno ubicado en la colonia Reforma. El alcalde aseguró que sí, que esta misma semana se había notificado nuevamente.

Lo extraño es que el director de Ecología municipal desmintió al munícipe, cuando aclaró que no ha notificado el asunto de la multa a la empresa, es más afirmó ni siquiera saben de cuánto será esa multa. Lo que hizo Ecología fue avisarle a la empresa privada de la reposición del procedimiento, señaló en una entrevista la regidora Bárbara García Chávez.

Esto significa que no se resolvió el problema, la empresa no ha pagado los daños, no ha sembrado los árboles que le ordenaron por cada uno de los más de cien que derribó y la cruel matanza de la fauna que ahí vivía, pese a todo hay nuevos arreglos con el gobierno municipal para la construcción de la tienda, eso sí, dicen que muy ecológica, sin árboles pero muy ecológica.

Sin duda Hernández Fraguas tiene que responder con más energía y con menos acciones que oscurecen su ejercicio público. No puede haber ningún permiso a Chedraui si antes no ha resuelto -si esto fuera posible- el agravio que se hizo a la ciudadanía oaxaqueña y a la humanidad cuando derribaron los árboles de un predio en la colonia Reforma, un sitio por demás importante para la regulación del ambiente.

La pregunta es por qué después de tantos meses –ya perdí la cuenta- el gobierno de la ciudad no ha cobrado la multa ni ha obligado a la empresa comercial a pagar los daños ocasionados, quizá le apuesta a la caducidad de la multa y es entonces cuando una se explica cómo pasan los años y en Oaxaca seguimos en las mismas.

Por otro lado, Hernández Fraguas, que reitero aspira a ser candidato del PRI para gobernar Oaxaca, tiene que aclarar cómo hacen para que una empresa que todo apunta es un fantasma, Verona Productos Comerciales e Industriales S.A. de C.V. , haga trabajos de alumbrado público en el zócalo por casi cinco millones de pesos, alumbrado que ya no está y que dicen que pondrán en alguna colonia popular. Algo huele mal y hasta apesta en la Coordinación General de Servicios Municipales, donde despacha José Ángel Álvarez González, quien ya fue denunciado públicamente por esta y otras irregularidad, pero que esta semana podría llegar a otras instancias.

Hernández Fraguas, quien pediría licencia en noviembre próximo para lanzarse a la competencia interna del PRI rumbo al 2010, no puede dar ese paso sin dejar limpia la casa. Me refiero a no permitir actos de corrupción y no a dejar las arcas vacías.

Tags:

Deja un comentario